REPORTAJE: El auricular traductor

Un dispositivo que se coloca en el oído traduce cuatro idiomas al instante y, cuando dos personas lo llevan puesto, este auricular permite entenderse a los interlocutores ya sea hablando en inglés, español, francés o italiano.
Imagen de una joven con los auriculares conectados y un teléfono inteligente con los auriculares traductores en color rojo. Foto: Waverly LabsImagen de una joven con los auriculares conectados y un teléfono inteligente con los auriculares traductores en color rojo. Foto: Waverly Labs

 

Ricardo Segura

– Unos ingenieros han desarrollado unos auriculares inalámbricos que interactúan con una “app” del teléfono móvil, traduciendo lo que dicen personas que hablan en diferentes lenguas, conjugando sistemas de reconocimiento del lenguaje, síntesis de voz y traducción automática.

– “Este sistema permite que se unan a la conversación varias personas con el auricular puesto y se entiendan aunque hablen diferentes idiomas. También usar el teléfono móvil como un altavoz para trasmitir lo que estamos diciendo en el idioma que elijamos”, según Andrew Ochoa, director ejecutivo de Waverly Labs (WL), compañía creadora del producto.

– Actualmente la traducción tiene un par de segundos de retraso y la traducción automática a veces comete errores, pero se trabaja para optimizar este sistema a través de sucesivas actualizaciones de su “app” y también para que funcione sin necesidad de conectarse a una red de datos y en ultramar, según WL.

 

Si ha vivido la experiencia de encontrarse en otro país tratando de hacerse entender o de interpretar lo que le dicen, pero sin éxito, o se ha perdido en la traducción, este avance tecnológico puede evitar que vuelva a pasar por esa desagradable situación.
Un equipo de ingenieros con sede en Nueva York (EEUU) se dispone a comercializar un dispositivo electrónico que facilitará la comunicación entre las personas de todo el mundo.
Son unos auriculares que permiten traducir lo que dicen personas que hablan en diferentes lenguas, al conjugar los últimos avances en la tecnología “wearable” o “ponible”, es decir la que el usuario lleva en su propio cuerpo, con los sistemas de reconocimiento del lenguaje , síntesis de voz y traducción automática.
Este pequeño aparato inalámbrico, denominado Pilot, puede funcionar conectado al teléfono móvil mediante una app (programa informático) tanto en línea (conectado a internet) como sin conexión a ninguna red, en diversas partes del mundo, según sus desarrolladores (www.waverlylabs.com).
“Mientras otros auriculares inteligentes han sido diseñados para monitorizar el entrenamiento físico o mejorar la calidad del audio, nosotros estamos comprometidos con utilizar esta tecnología “ponible” para reducir las barreras del idioma”, asegura Andrew Ochoa, fundador y director ejecutivo (CEO) de la empresa Waverly Labs (WL).
Cuando dos personas llevan puesto este auricular, una ‘app’ instalada del teléfono inteligente recibe el habla de una persona, la procesa y la traduce al idioma del interlocutor, según WL, una compañía emergente de la que también forman parte los ingenieros Jainam Shah y Bill Goethals.

 

SUPERANDO BARRERAS IDIOMÁTICAS

“Ambos participantes en la conversación deben ponerse el auricular para que haya una traducción en ambas direcciones y, cuando dos personas llevan puesto este aparato, cada una de ellas escucha lo que le dice la otra en su propio idioma”, según Ochoa.
Así, si una mujer que habla francés conversa con un hombre que habla inglés, ella escuchará lo que le dice él traducido a la lengua de Molière, mientras él escuchará lo que le dice ella traducido al idioma de Shakespeare, pudiendo entenderse mutuamente.
“La actual versión de este dispositivo no traduce todo lo que se escucha alrededor del usuario, sino solo lo que dicen las personas que llevan puesto otro auricular similar, aunque se prevé que futuras generaciones de este sistema sean capaces de realizar una traducción generalizada de su entorno”, según Ochoa.
Actualmente la traducción tiene un par de segundos de retraso y la traducción automática a veces comete errores, pero los creadores del sistema están trabajando para acortar esta demora y optimizar la traducción e irán actualizando la “app” con cada mejora que se vaya logrando, según aseguran.
Según WL, la “app” permite alternar entre idiomas y cargarlos en el auricular para su uso ‘fuera de línea’ y en ultramar, e incluso puede ser utilizada para traducciones básicas como un libro de expresiones similar al que se usa al viajar al extranjero, dictándole una frase sencilla para que la traduzca.
“Este programa también puede funcionar en ‘modo conferencia’, con el cual pueden unirse a la conversación numerosas personas con el auricular puesto y entenderse aunque hablen diferentes idiomas, y posibilita utilizar el teléfono móvil como si fuera un altavoz, para trasmitir lo que estamos diciendo a un auditorio, en un idioma determinado que elijamos”, según WL.

UNA LISTA DE IDIOMAS EN AMPLIACIÓN

Los creadores de este traductor adelantan que los primeros idiomas en ser incorporados al sistema son el inglés, el español, el francés, el italiano y el portugués, y pronto se les agregarán idiomas del este asiático y de África, así como el hindi, el hebreo, el árabe, el ruso y las lenguas eslavas y germánicas y, en el futuro, se le irán sumando más lenguas adicionales.
Ochoa y su equipo ya han probado un prototipo experimental del auricular que permite a dos personas mantener una conversación mediante su “app” complementaria, y señalan que prevén lanzar este mismo año la primera versión de este sistema, mientras que su capacidad traducción estará plenamente operativa en 2017.
“Este auricular está diseñado para traducir los dialectos más comunes de cada una de las leguas incorporadas, aunque los acentos muy marcados podrían producir traducciones inexactas”, reconoce Ochoa.
Pilot es un dispositivo que trabaja a “tiempo real”, es decir un sistema que es capaz de responder y procesar la información al ritmo en que esta información entra o se introduce.
Sus creadores explican que el auricular usa micrófonos con doble cancelación de ruido que filtran los sonidos ambientales, para que solo se escuche lo que dice la persona que habla y sus palabras se transmiten mediante un ‘bluetooth’ de baja energía al teléfono móvil del usuario.
A continuación, esas palabras libres de contaminación sonora son procesadas por la “app” del “smartphone” mediante sucesivas capas de ‘software’ (programación informática) de reconocimiento de habla, traducción automática y síntesis de voz.
“Finalmente las palabras ya traducidas son enviadas en forma de lenguaje sintetizado a la otra persona que participa en la conversación, todo lo cual ocurre simultáneamente y sin interrupción, mientras cada persona habla con la otra”, según WL. EFE/REPORTAJES

 

//EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//-

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Reportajes