Renzi recupera la secretaria general del PD italiano

El ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, recupera la secretaría general del Partido Demócrata (PD), tras ganar las elecciones primarias celebradas casi tres meses después de dimitir del cargo que ahora volverá a desempeñar.
Foto de archivo del ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, en marzo de 2017. EFE/EPA/ ANSA/
 ANGELO CARCONI
Foto de archivo del ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, en marzo de 2017. EFE/EPA/ ANSA/ ANGELO CARCONI

 

Renzi, que partía como favorito en las primarias celebradas el 30 de abril, dimitió el pasado diciembre después de que los electores italianos rechazaran en referéndum su propuesta de reforma del Senado, medida que vinculó a su continuidad al frente del Gobierno italiano.

Tras su marcha del Ejecutivo también dejó el cargo de secretario general del PD, aunque nunca ocultó su intención de volver a presentarse para el cargo, lo que provocó que algunos de sus líderes históricos, como el ex primer ministro Massimo D’Alema o Pierluigi Bersani, lo abandonaran para crear un nuevo partido.

El exprimer ministro de Italia y secretario general del PD, nació en Florencia el 11 de enero de 1975, ciudad natal de la que fue alcalde en 2009.

Durante su gestión al frente de la ciudad, se aprobó por primera vez en Italia un plan estructural para reactivar áreas infrautilizadas y una campaña con el objetivo de reducir el número de muertes en las carreteras. Además en sus primeros cien días de gobierno consiguió la peatonalización total de la plaza del Duomo.

Tras su sólida y fulgurante carrera política en la región de Florencia intentó dar el salto a la política nacional con su candidatura a la nominación para encabezar las listas del Partido Demócrata en las elecciones de 2013.

Su aplastante victoria en las primarias del Partido Demócrata le llevaron a actuar en alguna ocasión al margen de los intereses del Gobierno presidido por Enrico Letta, miembro de su propio partido.

Así el 18 de enero de 2014 se reunió con Silvio Berlusconi, máximo dirigente de Forza Italia y enemigo del primer ministro, para discutir una posible reforma de la ley electoral en un intento de reforzar la estabilidad política e institucional.

Matteo Renzi se convirtió en el verdugo del gobierno de Enrico Letta que presentó su dimisión el 14 de febrero de 2014, un día después de que el líder del Partido Demócrata declarase que era tiempo de un cambio de gobierno en Italia.

El presidente de la república italiana, Giorgio Napolitano, le encargó la formación de un nuevo gobierno el 21 de febrero.

El nuevo primer ministro se impuso como objetivo prioritario dotar al sistema político italiano de la normalidad de la que carecía tras décadas de inestabilidad política.

Uno de sus grandes triunfos políticos fue la aprobación el 25 febrero 2016 del proyecto de ley que reconoce las uniones homosexuales, aunque excluía el derecho a adoptar por parte de las parejas del mismo sexo.

Además de las reformas políticas, el primer ministro italiano tuvo que hacer frente a la crisis del sistema financiero, que puso a Italia al borde de rescate bancario, lo que le llevó a pactar con la Comisión Europea un mecanismo para ayudar a sus bancos a enfrentarse al enorme volumen de créditos morosos, cifrado en alrededor de 200.000 millones de euros.

Asimismo, durante su legislatura tuvo que enfrentarse a dos huelgas generales y dos mociones de censura por el rescate de cuatro entidades bancarias bancos.

Pero su apuesta más arriesgada fue vincular su permanencia en el cargo al referéndum sobre la reforma constitucional celebrado el 4 de diciembre de 2016, cuyo resultado adverso le llevó a presentar su dimisión el 7 de diciembre de 2016.

EFE/DOC

Publicado en: Protagonistas