Rato ingresa en la prisión de Soto del Real para cumplir condena por las “black”

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha ingresado en la prisión madrileña de Soto del Real para cumplir con su condena a cuatro años y medio de cárcel por las tarjetas 'black' de Caja Madrid.
EFE/ArchivoEFE/Archivo

Minutos antes de ingresar en Soto, Rato ha pedido públicamente perdón.
“Pido perdón a la sociedad y las personas que se hayan podido sentir decepcionadas o afectadas”, ha asegurado Rato respecto a su gestión al frente de Caja Madrid y, más tarde, de Bankia, y ha explicado que acepta sus obligaciones con la sociedad, en alusión a la pena confirmada hace tres semanas por el Tribunal Supremo.
El exvicepresidente ha aprovechado, además, su última intervención antes de entrar en prisión para agradecer en su nombre y en el de su familia “el apoyo de todos los amigos y familiares en los últimos días”.
El ingreso de Rato se produce después de que la Audiencia Nacional desatendiera su escrito de suspensión al considerar que el Tribunal Constitucional es el órgano competente para decidir si lo excarcela o mantiene en prisión hasta que resuelva el amparo que presentará antes de finales de noviembre.
Según el veredicto del Tribunal Supremo, que avaló el criterio de la primera instancia, el que fuera director gerente del FMI “mantuvo y amplió un sistema pervertido desde su origen”, permitiendo a los titulares de las tarjetas utilizarlas en su beneficio sin necesidad de justificar los gastos, lo cual en aquella época “estaba fuera de la ley”.
De este modo, los condenados por apropiación indebida, incluidos los otros catorce sobre los que pesan penas de cárcel superiores a los dos años, actuaron como si fueran “dueños del dinero”, invirtiendo los importes que consideraron oportunos en desembolsos que ellos mismos decidieron.
En su escrito contra la ejecutoria, la defensa de Rato alegaba la falta de riesgo de fuga y descartaba la posible desprotección de las víctimas al ser supuestos “inexistentes” en este caso “como acredita” su actitud procesal y la reparación del daño, “realizada y garantizada” al haber devuelto los 99.000 euros de los que dispuso.
Además de esta sentencia, Rato tiene otros casos abiertos en la Justicia española, como el referente a la salida a Bolsa de Bankia, entidad que nació de la fusión de varias cajas de ahorro, entre ellas Caja Madrid, y otro por delito fiscal, corrupción y blanqueo de capitales.
Rodrigo Rato, que había sido vicepresidente del Gobierno español y ministro de Economía durante la etapa del conservador José María Aznar (1996-2004) al frente del Ejecutivo, fue director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) entre 2004 y 2007 y llegó en 2010 a la presidencia de Caja Madrid, donde estuvo hasta 2013.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas