SOMALIA RAJOY

Rajoy llega a Yibuti para visitar la misión contra la piratería en el Índico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó a Yibuti, para visitar a las tropas españolas desplegadas en la misión Atalanta de la UE contra la piratería en aguas del Índico, con motivo de las fiestas navideñas. El presidente Rajoy, se declaró "orgulloso" del trabajo de los militares españoles en esta misión contra la piratería frente a las costas de Somalia, una región clave para la paz, la seguridad internacional y el comercio mundial.
EFE/Archivo/IÑAKI

EFE/Archivo/IÑAKI

 

 OPERACION ATALANTA DE LA UE

 La “Operación Atalanta” de la UE (UE NAVFOR Somalia), para la protección de barcos de la ONU con ayuda humanitaria en el Cuerno de África y la lucha contra la piratería en Somalia, se puso en marcha el 8 de diciembre de 2008.

Esta misión militar se apoya en las resoluciones 1814, 1816 y 1838 del Consejo de Seguridad de la ONU, meses después del secuestro del pesquero vasco “Playa de Bakio”, en abril de 2008.

Prevista para un año, los ministros de Exteriores de la UE prorrogaron en tres ocasiones su vigencia, la última el 27 de febrero de 2012 y ponía como fecha límite hasta diciembre de 2014.

La misión busca proteger los barcos del Programa de Alimentos de la ONU que llevan ayuda humanitaria a más de dos millones de somalíes y disuadir a los piratas de atacar a los 25.000 barcos mercantes que transitan anualmente por el Golfo de Adén y la costa este africana, y que suponen el 20% del comercio global.

Como consecuencia de la actuación de los piratas cada vez más alejada de la costa somalí al finalizar el período monzónico en el Índico, el 22 de septiembre de 2010 la misión Atalanta extendió su área de acción al este del Océano Índico, que abarca 6,7 millones de kilómetros cuadrados.

A comienzos de 2010 los responsables de Defensa de la UE reformaron la misión con nuevos cometidos, como la de vigilar los puertos desde los que partían los ataques de los piratas somalíes y la neutralización de sus barcos nodriza, que se sumaron a los acuerdos para el adiestramiento de militares somalíes o la ampliación de acuerdos con países de la zona para juzgar a los piratas.

En marzo de 2012 los ministros de Exteriores de la UE acordaron, tras conseguir la autorización somalí, la posibilidad de realizar ataques contra las bases piratas y destruir sus bases.

Fruto de la presión de las armadas sobre la zona, el número de embarcaciones secuestradas ha descendido de 49, en 2010, a 28, en 2011, aunque el número de incidentes con piratas se mantiene por encima de las doscientas anuales, según estadísticas de la Commercial Crime Service (CCS).

Bajo amparo de la ONU, diez países participan en la primera operación naval común de la UE: España, Grecia, Francia, Bélgica, Suecia, Holanda, Noruega, Alemania, Italia y Reino Unido, con una dotación de unos 1500 militares, a la que luego contribuyeron países europeos ajenos a la UE, como Noruega (2009) o Croacia y Ucrania con oficiales navales.

La misión europea la integran once buques y tres aviones de patrulla marítima, de los que normalmente uno o dos navíos y un avión P-3 de reconocimiento son españoles.

El coste anual de Atalanta ha oscilado entre los 8 y 8,4 millones de euros anuales y para 2013 y 2014 el presupuesto asciende a 14,9 millones de euros, aportados por los países partícipes de acuerdo a su PIB.

El mando sobre el terreno lo desempeña desde el 6 de agosto de 2012 el contraalmirante italiano Enrico Credendino, que sucedió al contraalmirante francés Jean-Baptiste Dupuis.

    Cada cuatro meses se produce el relevo al frente del dispositivo, por el que ya han pasado cuatro marinos españoles, el capitán de navío Juan Manuel Garat Caramé (abril- agosto 2009), el contralmirante Juan Rodríguez Garat (diciembre 2010 a abril 2011) y el capitán de navío Jorge Manso Revilla (diciembre 2011 a abril 2012).

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos