Rajoy concurre a la investidura con la certeza de salir reelegido

El presidente del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy se somete la investidura con la certeza de que conseguirá ser reelegido presidente del Gobierno, tras la decisión del PSOE de abstenerse en la segunda votación que se celebrará -casi con toda probabilidad- el sábado 29 de octubre.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados.EFE/ARCHIVO/Javier LizónEl presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados.EFE/ARCHIVO/Javier Lizón

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español en funciones, interviene ante el Parlamento con la certeza de que, esta misma semana, conseguirá la mayoría suficiente para formar un nuevo Gabinete.

El debate comenzará a las seis de la tarde con el discurso de Rajoy, que explicará sin límite de tiempo las líneas maestras de su programa de Gobierno.

La sesión continuará mañana jueves con las intervenciones de los portavoces de los grupos parlamentarios de mayor a menor, comenzando por Antonio Hernando, del PSOE.

No obstante, todavía está por determinar los detalles del debate -que se acordará este mediodía en la Junta de Portavoces- y por tanto cuándo tendrá lugar la primera votación -en la que necesita mayoría absoluta–  y la segunda, en la que ya sólo requiere mayoría simple,  48 horas después de la primera.

La previsión es que esa primera votación pueda celebrarse mañana jueves por la tarde, con lo que la segunda y definitiva, en la que Rajoy sería investido presidente del Gobierno, el sábado.

La incógnita será saber qué hará el conjunto de los diputados del PSOE, después de que un buen número de ellos ya haya anunciado que seguirán votando “no” a Rajoy, con las consecuencias que ello puede tener en el seno del grupo socialista.

En cualquier caso, el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ya ha adelantado que su partido se abstendrá en la segunda votación para facilitar la investidura de Rajoy pero que “en ningún caso” dará estabilidad al PP, ni se plantea apoyar los presupuestos del próximo año.

Fernández también ha asegurado que no está pensando en aplicar “medidas punitivas” a los diputados que rompan la disciplina de voto sino que lo que quiere es “persuadirlos” para que no tomen esa decisión.

La gran incógnita es el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez del que no se sabe qué hará en la investidura. Tiene que elegir entre acatar o no el mandato del Comité Federal de abstenerse en la segunda y definitiva votación.

Sánchez no se le había visto en público desde su dimisión el pasado 1 de octubre, si bien conserva su escaño en el Congreso como diputado por Madrid.  En las últimas tres semanas, solo se ha pronunciado a través de Twitter, dando a entender que no está dispuesto a tirar la toalla después de que se viera obligado a abandonar la secretaría general al no prosperar su propuesta de celebrar congreso y primarias. EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas