Rajoy abre una vía al desbloqueo con nueva investidura

El presidente del Gobierno español en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, acudirá el próximo 30 de agosto al debate de investidura para ser reelegido jefe del Ejecutivo, lo que abre, por primera vez en varios meses, una vía al desbloqueo político.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante una entrevista el pasado 3 de agosto.EF El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante una entrevista el pasado 3 de agosto.EFE/Chema Moya

Rajoy ha decidido presentarse a la investidura después de reunirse con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y aceptar las condiciones de esta formación para apoyarle, entre ellas la firma de un pacto anticorrupción que contempla, entre otras medidas, la creación de una comisión parlamentaria sobre el “caso Bárcenas”.

Aunque el pasado 28 de julio Rajoy había aceptado el encargo del rey Felipe VI de intentar formar gobierno, el líder del PP había evitado hasta ahora fijar una fecha para la sesión de investidura y dejó abierta la posibilidad de no presentarse si no reunía los apoyos suficientes.

Por ahora, y si se concreta el respaldo de Ciudadanos, Rajoy cuenta con 169 votos a favor, a los que podría sumarse el voto de Coalición Canaria, un número insuficiente para ser elegido presidente del Gobierno si el resto de partidos mantienen su decisión de votar en contra.

Toda vez que el cambio de posición de Unidos Podemos y los nacionalistas parece descartado, las posibilidades de investidura de Rajoy pasan por la abstención de los socialistas, pero el partido que encabeza Pedro Sánchez reitera que votará no a Rajoy.

El PP, y también Ciudadanos, han insistido en las últimas semanas en que si el PSOE no facilita el Gobierno de Rajoy será el culpable de una nueva repetición de las elecciones, en un intento de poner presión sobre los socialistas para que cambien su postura.

Si el líder del PP no logra la investidura y tampoco sale adelante ninguna propuesta alternativa, el país se vería abocado a unas nuevas elecciones, las terceras en un año, que se celebrarían el 25 de diciembre.

La investidura de Rajoy será la segunda que se celebra en los ocho meses que han transcurrido desde las elecciones del 20 de diciembre de 2015. En marzo pasado, el socialista Pedro Sánchez se presentó ante la Cámara con el apoyo de Ciudadanos, pero fracasó en su intento de llegar a La Moncloa.

El 30 de agosto comenzará el debate de investidura de Rajoy, y la primera votación, para la que necesita mayoría absoluta (176 votos a favor) será al día siguiente, el 31.

En caso de no contar con el apoyo necesario, se convocará una segunda votación, el 2 de septiembre, en la que le bastaría con conseguier mas síes que noes. Si, como está previsto, Rajoy logra 170 votos a favor, necesitará que se abstengan al menos 11 de los 180 diputados restantes.

Sobre la sesión de investidura gravitan otros asuntos relevantes, en especial la aprobación de los presupuestos de 2017, que deben incluir el techo de gasto exigido por Bruselas y que deberían superar el trámite parlamentario como muy tarde el 30 de septiembre, y las elecciones autonómicas vascas y gallegas, el 25 de septiembre.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sin categoría