¿Quién está dispuesto a liderar un PSOE en sus horas más bajas?

En los últimos meses han sido muchos los nombres barajados como candidatos a ser el nuevo cartel electoral del PSOE, pero la inesperada convocatoria de un congreso federal extraordinario suscita un interrogante: ¿quién está dispuesto a hacerse con las riendas de un partido en sus horas más bajas?
El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina. EFE/Archivo/Pepe ZamoraEl secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina. EFE/Archivo/Pepe Zamora

Eva Santos 

Contra todo pronóstico, y tras la dura derrota de ayer en las elecciones europeas, la Ejecutiva Federal, a propuesta del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acordado convocar el congreso extraordinario para los días 19 y 20 de julio. 

Aunque Rubalcaba ha confiado en rueda de prensa en que la elección de una nueva Ejecutiva no interfiera en el proceso de primarias, previsto para noviembre, ya se han levantado numerosas voces alertando del riesgo de que finalmente se descarte esa fórmula para elegir al candidato a la Moncloa.

O también de que desvirtúe de tal modo el proceso y acabe siendo una mera ratificación del nuevo secretario general como candidato a las elecciones generales, sin otros aspirantes. Porque, ¿quién se atreverá a competir con un líder recién elegido?. ¿Y si el secretario general no es el votado por los ciudadanos?. 

En ese escenario, varias fuentes han alertado ya de que los hipotéticos aspirantes a las primarias tendrán que dar también un paso al frente ahora y presentarse al congreso, si no quieren quedar descolgados del proyecto.

Sea como sea, todavía está por ver quién estaría interesado en hacerse con las riendas de un PSOE que acaba de sufrir la peor derrota en las urnas desde la Transición.

Susana Díaz está en boca de todos como el principal referente hoy por hoy del PSOE. No sólo preside la federación socialista más potente, sino que también es la única que ha derrotado claramente al PP en las elecciones de ayer, un examen que algunos sectores socialistas interpretan como una legitimación de su gestión al frente de la Junta y del PSOE-A.

Otra mujer que podría convertirse en la primera líder del PSOE es la catalana Carme Chacón, que ya lo intentó contra Rubalcaba en el congreso federal de Sevilla de 2012, que perdió por 22 votos.

El secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina, que ha trabajado estos meses discretamente para presentarse a las primarias, ha confiado hoy en que se mantenga el proceso. “Mi esperanza está en el proceso de primarias, en la apertura” del partido”, ya que ahí está la clave para que los socialistas vuelvan a ser “alternativa de Gobierno”, ha dicho después de asistir a la reunión de la Ejecutiva.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es