La Hacienda de Cataluña, preparada para el día después del referéndum, según Puigdemont

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), con un potencial de recaudación de 42.000 millones de euros, está "preparada" para aplicar el resultado del referéndum del 1-O, "sea cual sea la voluntad" que manifiesten ese día los catalanes.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras (c), y el director de la ATC, Eduard Vilà (d)El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras (c), y el director de la ATC, Eduard Vilà (d) duratne la presentación del despliegue de la Agencia Tributaria de Cataluña. EFE/Marta Pérez

Esta Agencia, embrión de la futura Hacienda catalana que desea el Gobierno catalán, asume la gestión plena de los principales impuestos cedidos por el Estado y culmina el techo competencial en esta materia -las transferencias cedidas por el Estado a la comunidad autónoma catalana-.

Desde este mes de septiembre la ATC se hará cargo de la recaudación ejecutiva de los impuestos propios y cedidos, es decir, del cobro de impagos, función encargada hasta ahora a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), que también se encargaba del cobro de las multas pendientes del Servicio Catalán de Tráfico.

“La ATC tiene un potencial de recaudación de unos 42.000 millones de euros, lo que multiplica por 15 la recaudación efectiva de este año y por 34 la que hicimos en 2015, antes del inicio del despliegue”, ha asegurado el vicepresidente, Oriol Junqueras.

Estos 42.000 millones de euros son el resultado de restar a la presión fiscal total de Cataluña, estimada en unos 75.000 millones, las cotizaciones sociales de los catalanes y los impuestos locales, según han precisado a Efe fuentes del departamento de Economía.

La principal novedad de la nueva etapa de la ATC es que asume desde este mes el control de los principales impuestos cedidos por el Estado como son el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y el de Sucesiones y Donaciones, que liquidaban hasta ahora los registradores de la propiedad.

Aunque la Generalitat asumió esas funciones oficialmente el 1 de septiembre, la atención al público empieza ahora, con 32 oficinas habilitadas en toda Cataluña, 19 de ellas propias de la ATC (las cuatro delegaciones provinciales de la ATC y 15 oficinas más) y 13 más compartidas con entes locales. La entidad cuenta con 700 empleados, que serán unos 800 en diciembre.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen