Susana Díaz aventaja en avales la pugna por liderar el socialismo español

La presidenta de la región española de Andalucía, Susana Díaz, encabeza la recogida de firmas de militantes que avalan su candidatura para dirigir el partido socialista (PSOE), por delante del exsecretario general Pedro Sánchez y del expresidente del País Vasco Patxi López.
Susana Díaz y Pedro Sánchez, en un acto electoral en Viator (Almería). EFE/Archivo/Carlos BarbaSusana Díaz y Pedro Sánchez, en un acto electoral en Viator (Almería). EFE/Archivo/Carlos Barba

Susana Díaz ha conseguido 59.390 avales, en tanto que Pedro Sánchez recibió 53.117 firmas y Patxi López obtuvo 10.866 votos, tras el recuento oficial de la Comisión Gestora del PSOE.

Conforme a este resultado, la diferencia de avales entre Díaz y Sánchez se sitúa en apenas 6.000.

La Comisión ha invalidado a Susana Díaz 4.635 avales del total de 63.610 presentados inicialmente; a Pedro Sánchez se le han invalidado 4.407 avales de un total de 57.768 y, por último, a Patxi López, 1.052 de los 12.000 que entregó.

No obstante, la proclamación definitiva de los candidatos tendrá que esperar hasta el lunes,  8 de mayo , ya que es el plazo estipulado para resolver las reclamaciones.

Los tres candidatos, quienes ya habían anunciado su aspiración a ocupar la Secretaría General del partido, podrán concurrir a las elecciones internas del 21 de mayo, ya que todos superaron en avales el 5 % del número total de militantes que se exige.

Una vez elegido, el nuevo líder socialista deberá ser ratificado entre el 16 y 18 de junio en el trigésimo noveno Congreso Federal del PSOE.

El socialismo español pretende acabar así con la etapa de provisionalidad que comenzó en octubre pasado, cuando una gestora asumió la dirección del partido después de que Sánchez se viera obligado a dimitir como secretario general.

La renuncia de Sánchez, quien también dejó el escaño de diputado en el Congreso, respondió a que se quedó en minoría en el Comité Federal (máximo órgano directivo del partido) en relación con el papel del PSOE en la gobernabilidad de España.

En aquel momento el Partido Popular, en el Gobierno, carecía de mayoría suficiente para la reelección de Mariano Rajoy como jefe del Ejecutivo tras las elecciones generales de junio de 2016.

La gestora propuso después la abstención de los legisladores socialistas y permitir así que Rajoy repitiera como presidente del Gobierno, lo que rechazaban Sánchez y sus partidarios.

El PSOE es la primera fuerza de oposición en el Congreso, aunque con el número más bajo de parlamentarios desde 1977 (85 escaños de 350), cuando se celebraron los primeros comicios democráticos tras la dictadura.

Díaz, que consiguió el respaldo de un tercio de la militancia para ser candidata, manifestó desde hace tiempo la intención de hacer una demostración de fuerza en la recogida de firmas, convencida de que “quien gana en avales, gana en votos”.

Sánchez, a su vez, logró 16.000 avales más que en 2014 (41.338), cuando compitió resultó elegido secretario general.

Y López, que fue presidente del Congreso en 2016, expuso recientemente que no iba a participar en una “guerra de avales” y que se limitaría a recoger los necesarios para cumplir con ese trámite. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis