MANOS LIMPIAS AUSBANC

Prisión incondicional para los dirigentes de Manos Limpias y Ausbanc

La Audiencia Nacional española ha decretado prisión incondicional y sin fianza para los máximos responsables de Manos Limpias y Ausbanc, Miguel Bernad y Luis Pineda, detenidos el 15 de abril acusados de extorsionar a bancos a cambio de publicidad o de retirar acusaciones.
Prisión incondicional para los máximos responsables de Manos Limpias y Ausbanc, Miguel Bernad (izda.) y Luis Pineda (dcha.), detenidos por presuntamPrisión incondicional para los máximos responsables de Manos Limpias y Ausbanc, Miguel Bernad (izda.) y Luis Pineda (dcha.), detenidos por presuntamente extorsionar a bancos a cambio de publicidad o de retirar acusaciones.EFE/F.Alvaradado

A Bernad le imputa los delitos de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal, y a Pineda los mismos más estafa, administración desleal y fraude de las subvenciones.
Ausbanc y Manos Limpias tejieron una red de extorsión a bancos a cambio de darles publicidad y de retirar acusaciones en las que se personaba el sindicato, como ocurrió con la infanta Cristina, cuando llegaron a pedir 3 millones de euros a dos entidades para dejar de acusarla en el caso Nóos.
Las cúpulas de ambas organizaciones, con sus máximos dirigentes a la cabeza -Luis Pineda, de Ausbanc, y Miguel Bernad, de Manos Limpias- fueron detenidas por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en una operación, llamada Nelson, en la que se investiga prácticas de extorsión a bancos.
Fuentes policiales han informado de que uno de los asuntos que se intenta aclarar es el presunto chantaje a La Caixa y al Banco Sabadell, a los que se habría solicitado un total de 3 millones de euros para que Manos Limpias retirase su acusación contra la infanta Cristina, la única que se ejerce contra ella en el caso Nóos.
Precisamente, los abogados de la infanta Cristina han reconocido que existió una conversación que, tanto en el ámbito profesional como deontológico, les incomodaba y que pusieron en conocimiento de las autoridades judiciales y de la Policía.
En cualquier caso, el letrado Miquel Roca ha subrayado que “nunca aceptarían un acuerdo extrajudicial” sobre la infanta.
No es el único caso que se investiga. La UDEF cree que ambas organizaciones trabajaban de forma coordinada y no eran realmente asociaciones sin ánimo de lucro, sino que su objetivo era obtener beneficios para sus dirigentes, para lo que utilizaban como pantalla la protección de los consumidores y las iniciativas judiciales.
De hecho, una de las entidades llegó a pagar alrededor de un millón de euros en un año en concepto de “publicidad”, cuando en realidad estos pagos respondían a un chantaje, según fuentes de la investigación.
Aunque no todas las entidades chantajeadas han denunciado, al menos cinco, entre ellas La Caixa, el Sabadell y el BBVA, sí lo han hecho, según las mismas fuentes.
La Policía ha detenido ya a once personas y practicado seis registros tras constatar que Ausbanc utilizaba las querellas que presentaba el sindicato Manos Limpias, al que financiaba, para extorsionar a bancos y personas vinculadas a los mismos y obtener de ellos acuerdos económicos camuflados bajo falsos convenios publicitarios.
También se les investiga por lograr subvenciones de forma fraudulenta y por otras prácticas delictivas, como la retirada de acciones penales en algunos procesos previa exigencia de importantes cantidades de dinero.
Además, los cabecillas habían creado algunas sociedades para distraer el capital generado.
Creen los investigadores que Pineda, con la complicidad de gran parte de la junta directiva, era quien se encargaba de presionar a los bancos, en los que buscaba una financiación enmascarada bajo convenios publicitarios. A cambio, les ofrecía proporcionarles una publicidad favorable.
Para lograr esos acuerdos también les prometía rebajar las pretensiones de sus asociados ante determinadas demandas o, incluso, archivarlas, sin que le importara perjudicar con ello a sus clientes.
Y para reforzar esa presión, Ausbanc utilizaba al sindicato Manos Limpias, al que además financiaba, para ejercer la acusación popular.
Pineda ejercía todo el control y dirección de la asociación en beneficio propio. Pero el resto de la cúpula conocía las prácticas y se beneficiaba de lo obtenido.EFE/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos