Primeras palabras de la princesa Leonor: España es una Monarquía parlamentaria

La princesa Leonor ha pronunciado hoy, que cumple 13 años, sus primeras palabras públicas en un acto oficial al dar lectura al artículo 1 de la Constitución, donde se dispone que "la soberanía nacional reside en el pueblo español" y que la forma política del Estado "es la Monarquía parlamentaria".
La princesa Leonor, acompañada por su padre, el Rey, interviene por primera vez en un acto oficial con la lectura de un extracto de la Constitución,La princesa Leonor, acompañada por su padre, el Rey, interviene por primera vez en un acto oficial con la lectura de un extracto de la Constitución, en el 40 aniversario de la Carta Magna que coincide además con su 13 cumpleaños. EFE

 

Desde la tribuna del auditorio del Instituto Cervantes, la heredera de la Corona ha tomado la palabra en un acto conmemorativo de los 40 años de la Carta Magna para empezar a leer, con voz clara: “España se constituye en un Estado social y democrático de derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia y el pluralismo político”.

Ante la mirada aprobatoria y complacida de Felipe VI y en presencia de la reina, la infanta Sofía y los máximos representantes del poder político, legislativo y judicial, la Princesa de Asturias ha continuado: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado” y “la forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria”.

Poco antes, el rey había inaugurado esta simbólica lectura íntegra de la Carta Magna, cuarenta años después de su aprobación por las Cortes el 31 de octubre de 1978, con el preámbulo en el que “la nación española” proclama su voluntad de “garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo”.

La princesa ha cedido el testigo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha leído el artículo 2: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha leído el artículo 4, dedicado a la bandera de España y al uso de las enseñas autonómicas, mientras que al del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, le ha correspondido el 5 -“La capital del Estado es la villa de Madrid”- y al del Supremo, Carlos Lesmes, el 6, que consagra a los partidos como “instrumento fundamental para la participación política”.

La lectura del artículo 7, referido al papel de sindicatos y asociaciones empresariales, ha corrido a cargo de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, tras la que han tomado la palabra los padres de la Constitución José Pedro Pérez-Llorca y Miquel Roca Junyent, en su caso con el artículo referido al respeto a la ley de ciudadanos y poderes públicos.

Leonor de Borbon y Ortiz, es princesa de Asturias, primogénita de los reyes Felipe VI y Letizia Ortiz, la heredera de la Corona española tras el anuncio de abdicación de su abuelo el rey Juan Carlos en favor de su padre el 2 de junio de 2014.

El 19 de junio de 2014 don Felipe fue proclamado rey ante las Cortes Generales y Leonor de Borbón pasó a ostentar el título de Princesa de Asturias y demás títulos vinculados al heredero de la Corona, por lo que a su vez recibe el tratamiento de Alteza Real.

De acuerdo con la Constitución Leonor de Borbón asume los títulos vinculados oficialmente al sucesor en el Trono, que son, además de Princesa de Asturias, de Gerona y de Viana, correspondientes a los primogénitos de los reinos de Castilla, Aragón y Navarra, cuya unión formó en el siglo XVI la Monarquía española. Ostentaba asimismo, los títulos de Duque de Montblanc, Condesa de Cervera y señora de Balaguer.

Nacida en Madrid el 31 de octubre de 2005, fue bautizada en el Palacio de la Zarzuela el 14 de enero de 2006, en una ceremonia celebrada por el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que le impuso el nombre de Leonor de Todos los Santos, siguiendo la tradición española. EFE