El presidente de Portugal inicia una visita de Estado a España

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, comienza este lunes una visita de Estado de tres días a España, la primera visita de un mandatario luso desde 2006.
EFE/Archivo EFE/Archivo

El conservador Rebelo de Sousa será recibido por el rey Felipe VI y la reina Letizia, se entrevistará con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, inaugurará un encuentro empresarial España-Portugal e intervendrá en el Congreso de los Diputados.
Además, el presidente luso visitará la exposición de “Pessoa. Todo arte es una forma de escritura” en el Museo Reina Sofía de Madrid y viajará a Salamanca para asistir a un acto solemne por el 800 aniversario de la fundación de la universidad de esta ciudad del noroeste de España.
Abogado y profesor universitario, cuando en 2016 fue elegido presidente de Portugal, no sólo le precedía su faceta política. Rebelo de Sousa (Lisboa, 1948) había sido comentarista político en prensa y en radio, y entre 1980 y 1982, dirigió el diario “Express”, co-fundado por él mismo.
Afiliado al Partido Demócrata -ahora Partido Social Demócrata (PSD)- desde 1974, ejerció de líder de la formación entre 1996 y 1999.
En 1975 fue elegido diputado de la Asamblea Constituyente. Y en 1981, siendo Primer-Ministro Francisco Pinto Balsemão, ejerció como Secretario de Estado de la Presidencia del Consejo de Ministros.
En 1982 asumió el cargo de Ministro de Asuntos Parlamentarios.
Miembro del Consejo de Estado entre 2000 y 2001, repitió a partir de 2006.
En octubre de 2015, anunció su candidatura a las elecciones presidenciales portuguesas. En enero de 2016 ganó las elecciones y el 9 de marzo de 2016, tomó posesión del cargo, sustituyendo en éste a Anibal Cavaco Silva.
Respetado por sus conciudadanos, a Rebelo de Sousa puede atribuirse parte del éxito de la “geringonça” (“chapuza” en español), como se conoce al Gobierno socialista luso por su alianza con la izquierda radical.
Cuando fue investido jefe del Estado, pocos anticipaban que pudiese alcanzar la sintonía que mantiene actualmente con el Ejecutivo de António Costa, que gobierna en minoría, apoyado por marxistas y comunistas en el Parlamento.
Sus llamadas al consenso, sus discursos en apoyo de los compromisos internacionales adoptados por Portugal y su defensa constante de que el Gobierno no va a caer en mitad de la legislatura han ayudado a Costa a mantener “a raya” las presiones de sus socios de la izquierda radical.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas