ESPAÑA GOBIERNO

El presidente del gobierno de España resuelve su primera crisis de gobierno por la vía exprés

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, que lleva apenas dos semanas en el poder, ha tenido que resolver rápidamente su primera crisis de gobierno con un nuevo ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, que tomó posesión este 14 de junio después de que su predecesor, Màxim Huerta, dimitiera el día anterior.
El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa, la residencia oficial del ejecutivo español, en Madrid. EFE/Juan El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa, la residencia oficial del ejecutivo español, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

En menos de una semana, la cartera ha pasado de un periodista y escritor (Huerta) a un licenciado en Filología Hispánica y experto en gestión cultural (Guirao).

El periódico español El Confidencial publicó este 13 de junio que Huerta había sido sancionado judicialmente en 2017 por defraudar 218.000 euros a Hacienda en 2006, 2007 y 2008, pues declaraba rentas personales por medio de una sociedad mercantil unipersonal cuando era presentador de la cadena de televisión Telecinco.

El mismo día, once horas más tarde, el ministro renunciaba, a pesar de que argumentó inicialmente que ya había pagado lo que correspondía, el asunto estaba “cerrado” y no pensaba dimitir, pues se trataba de una cuestión anterior a que prometiera el cargo, el 7 de junio.

Los acontecimientos se precipitaron

Tampoco Sánchez, líder del Partido Socialista (PSOE), se planteaba el cese de Huerta en un primer momento y estaba tranquilo con los detalles que aquel le dio sobre el litigio con Hacienda, en la creencia de que no había cometido ninguna irregularidad, según fuentes del Gobierno.

Los acontecimientos se precipitaron por la presión de la oposición para que Huerta diera explicaciones convincentes o dimitiera. Y, sobre todo, porque Sánchez había avisado en febrero de 2015, cuando no gobernaba, de que no tendría a nadie a su lado que hubiera empleado sociedades pantalla para pagar menos impuestos.

Algunos responsables socialistas restaron importancia al asunto en declaraciones públicas, pero el presidente del Gobierno hizo caso finalmente a varios colaboradores y ministros, que lo convencieron de que la crisis se cerrara de manera resolutiva, es decir, con la salida de Huerta, según publican este 14 de junio varios medios.

Huerta dimitió y una hora más tarde se conoció que Sánchez nombraba nuevo ministro de Cultura y Deporte a Guirao, que fue director del Museo de Arte Reina Sofía entre 1994 y 2001.

Honradez y transparencia

Precisamente, Sánchez había llegado al poder con la bandera de la honradez, la transparencia y la regeneración democrática, tras ganar el 1 de junio una moción de censura al anterior jefe del Ejecutivo, el conservador Mariano Rajoy, con el apoyo de otros partidos de izquierda, independentistas catalanes y nacionalistas vascos.

Los socialistas, con solo 84 de los 350 diputados del Congreso, presentaron esa moción justo después de que el PP (centroderecha) -partido que dirige Rajoy- fuera condenado a pagar 245.492 euros por lucrarse de la primera etapa de una trama de corrupción (1999-2005) de altos cargos y empresarios.

El portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, explicó en Telecinco que la decisión de Huerta fue “dialogada” y “consensuada” con Sánchez, una vez que éste tuvo la “constatación de todos los datos posibles” y reunió la “suficiente información” y las “evidencias suficientes” sobre el asunto.

La dimisión del ministro “demostró que este gobierno está a la altura de lo que esperan los españoles”, justificó Gil.

En declaraciones radiofónicas, los ministros del Interior y de Justicia, Fernando Grande-Marlaska y Dolores Delgado, respectivamente, subrayaron la celeridad con la que Huerta asumió su responsabilidad al dimitir y que sus explicaciones fueron “inmediatas”.

Por su parte, el nuevo ministro de Cultura y Deporte agradeció la “generosidad” de su antecesor tanto al aceptar el cargo como al renunciar: “Será un ejemplo para mí”, dijo Guirao tras recibir la cartera hoy de manos de Huerta.

Pero recién cerrada esta primera crisis de gobierno, el PP, principal partido de la oposición, pidió hoy la dimisión de otro ministro de Sánchez, el responsable de Agricultura, Luis Planas, procesado en 2017 junto a otras personas en una causa de robo de agua en el Parque Nacional de Doñana (sur).

Planas explicó a la prensa que ni “era competente, ni tenía conocimiento” del robo de agua por medio de pozos ilegales cuando fue consejero de Agricultura de la región de Andalucía (sur) entre 2012 y 2013.

El periódico El País publicó que la Fiscalía no ve delito en la actuación de Planas y en los próximos días presentará un escrito en el que no incluye acusación contra él, de forma que dejará de estar investigado en dicha causa. EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen