El presidente de Cataluña celebra la cumbre prorreferéndum sin la izquierda alternativa

El presidente de Cataluña Carles Puigdemont asiste esta tarde a la cumbre con los partidos favorables a un referéndum de independencia, pero con el plante de los comunes y de la izquierda alternativa, excepto Podem, porque prefieren reunirse en el marco del Pacto Nacional por el Referéndum.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE/Archivo/Quique GarcíaEl presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE/Archivo/Quique García

En Cataluña, después de que el pasado sábado, 27 de enero, las entidades soberanistas (ANC, AMI y Òmium) instasen al Govern a fijar fecha y pregunta del referéndum e iniciar así la vía unilateral, el partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Catalunya En Cómú), ICV, EUiA y Catalunya Sí que es Pot han rechazado acudir a una reunión que la consejera Neus Munté ha anunciado en una radio (Rac1), quien cree que es “lo que toca” tras “la negativa contundente de Mariano Rajoy” a la oferta de negociación del Govern.

Neus Munté ha precisado que han sido convocadas a la reunión de este lunes, a las 17 horas, “todas aquellas organizaciones políticas con representación parlamentaria y favorables al referéndum”, como “ERC, el PDeCAT, Demòcrates de Catalunya, la CUP, Avancem, MES (Moviment d’Esquerres) y todas las organizaciones aglutinadas alrededor del grupo Catalunya Sí Que Es Pot, como ICV, Catalunya en Comú, Podem y EUiA”.

La reunión, en la que también estará el vicepresidente Oriol Junqueras, se tratará cuestiones relativas a la fecha y la pregunta del eventual referéndum de secesión, si bien no se espera que el Govern concrete dichas cuestiones hasta dentro de una o dos semanas.

Catalunya En Comú -partido que aglutina a Barcelona en Comú, ICV, EUiA y a los críticos de Podem- ha rehusado participar en la reunión ya que, a su juicio, la reacción al rechazo de Mariano Rajoy debe darse desde el Pacto Nacional por el Referéndum.

Pero de todos esos partidos de la izquierda alternativa se ha desmarcado Podem, que asistirá a la convocatoria, según han confirmado a Efe fuentes de la formación morada en Cataluña.

El partido lleva meses exigiendo explicaciones al Gobierno catalán para que dé detalles de su propuesta de referéndum y de cómo piensa llevarlo a cabo, por lo que sería “poco coherente” no asistir a “escuchar” a Puigdemont, según las fuentes.

No obstante, pese a que acudirá a la reunión, Podem comparte de todos modos que es un “error” no convocar esa cumbre en el marco que mayor consenso aglutina, el Pacto Nacional por el Referéndum, coincidiendo en que el formato elegido para este lunes no es el espacio más adecuado, según han apuntado dichas fuentes.

Por su parte, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha instado a todas las formaciones políticas favorables al referéndum y en especial a Xavier Domènech (Catalunya En Comú) a participar a la reunión del 29 de mayo para seguir dando “pasos adelante” ante la “no reacción” del Gobierno central.

Pascal ha recordado el “amplio apoyo” que tiene en la sociedad catalana el derecho a decidir y ha señalado que “hemos llegado aquí desde el consenso y la transversalidad”.

Por contra, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho un llamamiento a que los catalanes den una “patada democrática” al proceso independentista en las próximas elecciones y así ha exigido a Puigdemont que “ponga las urnas”, pero “las de verdad”.

Asimismo, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha acusado a Puigdemont de ser “el presidente del proceso independentista”, en lugar de ser “el presidente de todos los catalanes”, algo que ella ha prometido ser.

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha avisado por su lado al Govern que insistir en la vía de un “referéndum ilegal” es “ir contra las rocas” y ha vuelto a afirmar que su partido no participará “en ninguna convocatoria que sea unilateral e ilegal”.

Según el presidente del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, con “absoluta seguridad” y mientras gobierne el Partido Popular “no se va a celebrar ningún referéndum de independencia”.

“En Cataluña se pretende romper las raíces de muchos catalanes que llegaron para trabajar en los años 50, y aunque hay una parte que sí desea la independencia, la inmensa mayoría se siente catalana y española”, ha afirmado. EFE