Pospuesto el juicio contra los Hermanos Musulmanes hasta el 29 de octubre

Se pospone el juicio contra los líderes de los Hermanos Musulmanes por instigar a la muerte de manifestantes, iniciado el 25 de agosto en Egipto, al próximo 29 de octubre.
EFE/Archivo/KHALED EL FIQI

EFE/Archivo/KHALED EL FIQI

El “Ijuan”, como se conoce a los “Hermanos Musulmanes” ,  liderados por Mohamed Badia, reclama la instauración de la ley coránica (sharia) y tiene sus antecedentes a finales del siglo XIX cuando el integrismo islámico se organizó en El Cairo como fuerza nacionalista contraria a la administración británica.

   En 1928, el maestro Hassan El Banna, fundó en Ismailia la “Hermandad Musulmana” bajo el lema “el Corán es nuestra constitución” y se convirtió así en el primer “Guía supremo” del Ijuan.

   El Banna creó también “la orden especial”, cuyos miembros juraron lealtad sobre un Corán y un revolver e iniciaron acciones armadas contra las instituciones británicas y las guarniciones inglesas en el canal de Suez.

   En 1948 el primer ministro egipcio Nokrashi ilegalizó el Ijuan, que poco después murió en atentado.

  En 1952 un grupo de “oficiales libres” encabezados por Abdel Nasser, dio un golpe de estado al tiempo que permitieron un nuevo renacimiento del Ijuan, hasta que la organización criticó el secularismo de Nasser y éste volvió a ilegalizarla en 1954.

    Poco después un “hermano” intentó asesinar a Nasser. Su sucesor, Anuar El Sadat, inició una política de acercamiento para contrarrestar la influencia de los comunistas, lo que le costaría la vida.

   En 1971 el Islam fue declarado la religión del Estado en Egipto y en 1972 la sharia quedó constituida como “una de las principales fuentes de derecho”.

   En 1976 apareció un nuevo grupo armado de corte integrista, Takfir Wal Hejira, que secuestró y asesinó al ministro egipcio de Asuntos Religiosos, Mohamed El Dahabi.

   En 1977 el Ijuan se sumó a la “guerra del pan” por la subida de los precios: más de 100 muertos antes de que Sadat ordenara modificarlos.

  La organización logró un gran éxito en las elecciones universitarias de 1978 y en 1980 consiguieron que Sadat enmendara la constitución elevando la sharia a la “principal fuente de derecho”.

   Desde entonces, hasta 1981, Egipto vivió una dramática sucesión de enfrentamientos entre musulmanes y cristianos.

  En septiembre de 1981, Sadat encarceló a 3.000 personas acusadas de conspiración, entre ellas al Guía supremo del Ijuan, Omar El Telmesani, y al Papa de los cristianos coptos, Chenuda III.

    El 6 de octubre Sadat fue asesinado por un comando integrista de su ejército adscrito al movimiento islámico del “Yihad”.

    Su sucesor, Hosni Mubarak, liberó en diciembre de 1981 a la mayoría de los detenidos por su antecesor, entre ellos a Telmesani.

    En las elecciones de mayo de 1984 la hermandad se alió con el partido “Neo Wafd”, hasta entonces secular, y obtuvo ocho escaños. La alianza duró tres meses.

    En 1987 nuevas elecciones y nuevo pacto: el Ijuan se sumó a los laboristas y liberales de izquierda y 24 “hermanos” accedieron al Parlamento.

   Fuera de Egipto, los Hermanos Musulmanes se convirtieron en los sesenta en la principal fuerza opositora en muchos países árabes.

    Prueba de ello fue que en 1980 más de 200 “hermanos” fueron fusilados en la cárcel siria de Palmira y en 1982 los enfrentamientos entre leales al régimen de Hafez el Assad, dominado por alauitas, y los Hermanos Musulmanes, de obediencia suní, que se produjeron en Hama, causaron la muerte de 9.000 de ellos.

  Durante el régimen de Mubarak adquirieron gran influencia social y sus candidatos ganaron todas las elecciones sindicales a las que se presentaron como independientes.

   Su mayor victoria la consiguieron en noviembre de 2000, con 17 escaños en el Parlamento y cinco años más tarde, en los comicios legislativos de 2005, se alzaron con 88 de los 454 escaños.

  En 2010 se presentaron a las elecciones legislativas pero ningún candidato logró imponerse por lo que decidieron no concurrir a la segunda vuelta alegando irregularidades.

   En enero de 2011 se posicionaron a favor de la revuelta social que acabó con el régimen de Mubarak el 11 de febrero pero tambin con un balance de 800 muertos, debido a la fuerte represión.

    Después de que una Junta Militar encabezara el poder de forma interina, los Hermanos crearon el partido “Libertad y Justicia”, con el que lograron tres cuartas partes del Parlamento en los comicios legislativos de noviembre 2011 y enero de 2012 y auparon a la presidencia del país a Mohamed Mursi, el primer jefe de Estado civil del país desde 1952.

      En julio de 2013 las situación dio un giro cuando el Ejército derrocó a Mursi mediante un golpe de Estado y tras una oleada de protestas en las que se pedía su dimisión por no cumplir con las expectativas del pueblo. Ello conllevó el arresto de varios líderes de los Hermanos Musulmanes por incitar a sus seguidores a cometer actos violentos.

     EFE/DOC

Publicado en: Documentos