Podemos mira a las bases para evitar la culpa de repetir elecciones

Tras la fallida reunión a tres, Podemos rompió las negociaciones y toma el camino de en medio consultando a sus bases los nuevos pasos a dar. Entre el 14 y el 16 abril los inscritos escogen entre el pacto PSOE-Ciudadanos o por la coalición de izquierdas.
El líder de Podemos Aragón, Pablo Echenique, junto al líder del partido, Pablo Iglesias (d) EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo
El líder de Podemos Aragón, Pablo Echenique, junto al líder del partido, Pablo Iglesias (d) EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo

María López 

El partido de Pablo Iglesias respondió al bloqueo en las conversaciones con PSOE y Ciudadanos, planteando dos preguntas a su militancia: “¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez?” y “¿Estás de acuerdo con la propuesta de un Gobierno de cambio que defienden Podemos, En Comú Podem y En Marea?”.

La formación pide a sus bases que voten “no” a la primera pregunta y “sí” a la segunda.

Podemos busca esquivar las culpas de una repetición electoral ante su electorado. Como explicó el politólogo Lluís Orriols en una artículo en prensa, el partido considerado culpable del bloqueo es el que más castigo recibe, en forma de abstención, en unas nuevas elecciones.

Los resultados se conocerán el próximo lunes 18 de abril, pero hasta ahora, los cerca de 400.000 inscritos han apoyado las líneas estratégicas de la Ejecutiva. Según una encuesta de NC Report para el diario La Razón, el 83 % rechazaría el pacto C’s-PSOE.

En sus últimas comunicaciones públicas, Podemos ha buscado responsabilizar a Ciudadanos del fracaso en las negociaciones, y sostuvieron que “nuestras propuestas de cesión fueron recibidas con inmovilismo”.

En una estrategia análoga a la que mantuvo durante la campaña, Podemos busca desligar socialdemocracia y PSOE. Así, las únicas medidas socialdemócratas serían las defendidas por Podemos, mientras que el PSOE estaría “secuestrado” por Ciudadanos, que sólo asumiría “retoques”.

Podemos intentó además dividir al PSOE desde Cataluña, donde Xavier Domènech (En Comú Podem) y Miquel Iceta (PSC) mantienen conversaciones. La celebración de un referéndum de autodeterminación sigue siendo uno de los principales escollos para pactar.

El núcleo duro de Podemos trabaja ahora por el no de la militancia a Rivera y Sánchez. Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado y diputado en la Comunidad de Madrid, explicó en una tribuna sus incompatibilidades con Ciudadanos.

Según el senador morado, el desencuentro insalvable se da en materia económica, donde Podemos busca que la economía “deje de ser un arcano”. Espinar considera que “el PSOE ha pactado con Ciudadanos una claudicación, la que dice que es imposible gobernar con una política económica diferente a la del PP”.

Además, la formación busca sacar rédito del trabajo parlamentario, que sin embargo quedará en saco roto si se disuelven las cortes. El secretario político, Iñigo Errejón, destacó que el voto a favor de la tramitación de la Ley 25, un paquete de medidas de rescate social, mostraba la existencia de una mayoría por el “cambio”.

Podemos tiene motivos para preocuparse ante una repetición electoral. Según una encuesta de GAD3 para el periódico ABC, la formación morada perdería 23 escaños, mientras que Izquierda Unida ganaría 9, hasta sumar 11 diputados.

Por ello renace el debate sobre si acudir junto a Izquierda Unida a los siguientes comicios. Iñigo Errejón sigue siendo contrario a una coalición, “la hoja de ruta ganadora pasa por la transversalidad”, dijo en una entrevista.

Pablo Iglesias sin embargo es partidario de negociar. “Creo que tengo que hablar con Alberto Garzón”, dijo el miércoles en el Congreso. El líder de Podemos reconoció que era “difícil” acercar “posiciones distantes” pero sostuvo que defendía el diálogo. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Análisis