ARGENTINA SUBMARINO

La crisis por el submarino pone el dedo en la llega de la Defensa en Argentina

La crisis por la desaparición del submarino ARA San Juan, de la Armada de Argentina, ha puesto el dedo en la llega de una cuestión sensible en el país suramericano: el rol de las Fuerzas Armadas y la poca prioridad que el Estado le ha dado por décadas al área de Defensa.
Miembros de la Armada Argentina desfilan tras una comparecencia institucional del presidente Mauricio Macri el 24 de noviembre  en la sede de la ArmadMiembros de la Armada Argentina desfilan tras una comparecencia institucional del presidente Mauricio Macri el 24 de noviembre en la sede de la Armada, en Buenos Aires (Argentina). Macri consideró que lo sucedido con la desaparición del submarino ARA San Juan de la Armada, con 44 tripulantes a bordo, "va a requerir una investigación seria y profunda", aunque pidió esperar a tener "información completa" antes de "buscar culpables". EFE/David Fernández

por Natalia Kidd

Cuando ya ha pasado más de una semana sin rastros del submarino, que lleva una tripulación de 44 profesionales de la Armada, y no hay indicios del fallo que pudo haber tenido, analistas consultados por Efe marcan que Argentina sufre las consecuencias de un “error estratégico” por parte de la conducción del Estado, incluyendo el actual Gobierno de Mauricio Macri, respecto de la Defensa.
“El Gobierno está recogiendo frutos de muchos años de desacierto del Estado argentino. No se puede achacar a estos dos años de Gobierno (de Macri) -que indudablemente tiene errores también- lo sucedido en general con lo que podríamos denominar la decadencia de las Fuerzas Armadas en Argentina”, sostuvo Jorge Arias, de la consultora Polilat.
Apuntó que las Fuerzas Armadas “pasaron a ser un hermano vergonzante de la democracia argentina a raíz del rol que les cupo en la etapa de la dictadura militar” (1976-1983), algo que calificó como un “absurdo”.
Patricio Giusto, de la consultora Diagnóstico Político, recordó que el desmantelamiento de las Fuerzas Armadas comenzó tras la derrota argentina en las guerra de las islas Malvinas de 1982 ante el Reino Unido y se profundizó durante el Gobierno de Carlos Menem (1989-1999), tras cinco levantamientos militares.
“Después vino el kirchnerismo (2003-2015), que con su visión ideologizada, no sólo profundiza el proceso de desmantelamiento, sino que demoniza las Fuerzas Armadas, afectando a toda la imagen de las fuerzas y la autoestima de sus miembros”, señaló.
El conservador Mauricio Macri llegó a la Presidencia a finales de 2015 con promesas de revertir la cuestión, pero en los hechos se limitó a conceder aumentos salariales a los militares, según el experto.

El presupuesto en defensa más bajo de Latinoamérica

El presupuesto del área de Defensa en Argentina se mantiene como uno de los más bajo de Latinoamérica, un 0,9 % del PIB, y del total de los recursos, el 85 % se va en salarios de los militares.
Giusto apuntó que la cartera de Defensa es considerada uno de los ministerios “menores” por el Ejecutivo de Macri a tal punto que ha quedado bajo el mando de representantes de la Unión Cívica Radical, partido aliado de Cambiemos, el frente gobernante dominado por el Pro de Macri.
De hecho, el actual ministro de Defensa, el radical Oscar Aguad, sin antecedentes en el área y quien, según la prensa local, se enteró por los medios del incidente con el submarino mientras estaba de viaje, asumió al frente de la cartera en julio pasado, en reemplazo de otro radical, Julio Martínez, que dejó el cargo por razones electorales.
“La Defensa sigue siendo algo irrelevante. La diferencia con el kirchnerismo es que la mirada no está ideologizada y que mejoraron un poco los salarios a los militares. Pero el presupuesto se sigue achicando y la Defensa sigue siendo no prioritaria en un país con uno de los mayores territorios y plataformas marítimas del mundo”, afirmó Giusto.
El propio operativo de búsqueda del submarino en aguas argentinas, sin precedentes a escala internacional, lo pone en evidencia: dejando de lado los medios de avanzada aportados por Estados Unidos, los buques y aviones enviados por países vecinos, como Brasil y Chile, son superiores a los de Argentina.
Aunque la Armada argentina asegura que se han seguido los protocolos establecidos, los analistas marcan “errores” en el manejo de la crisis, sobre todo en los primeros días, al “minimizar” la gravedad del caso y, según versiones de la prensa local, no reportar de inmediato al presidente, que, por atribución constitucional, es comandante en jefe de todas las Fuerzas Armadas.
El Gobierno resolvió iniciar una investigación dentro de la Armada para determinar responsabilidades por la desaparición del submarino y destituirá a los altos mandos de la fuerza una vez que se haya encontrado la nave.
La Armada está bajo la conducción del almirante Marcelo Srur, nombrado en ese cargo por Macri en enero de 2016 y quien hasta ahora no ha comparecido públicamente por este incidente, que tiene en vilo al mundo entero. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen