Paul Bekaert, el abogado belga contratado por Puigdemont

El abogado Paul Bekaert, contratado por el expresidente catalán Carles Puigdemont tras su llegada a Bélgica, es un conocido letrado, con treinta años de experiencia, especializado en casos de extradiciones y derechos humanos.
EFE/ArchivoEFE/Archivo

Nacido en Kortrijk el 9 de diciembre de 1948, recibe en el municipio flamenco de Tielt, a unos 20 kilómetros al suroeste de Brujas, localidad esta última en la que está inscrito su despacho de abogados.
Con una larga trayectoria asesorando etarras reclamados por la justicia española, fue defensor, entre otros, de la presunta etarra residente en Gante Natividad Jáuregui Espina, que Bélgica rechazó entregar a España después de tres órdenes de arresto dictadas por la Audiencia Nacional en 2004, 2005 y 2015 por su presunta participación en varios atentados como miembro del Comando Vizcaya.
Bekaert no siempre ha conseguido, sin embargo, su objetivo de evitar extradiciones, como ocurrió en 2010 con el etarra Luis María Zengotitabengoa, que aunque consiguió en primera instancia evitar la ejecución de la euroorden, en el Tribunal Supremo vio rechazada su demanda, basada en riesgo de tortura y falta de juicio justo en España.
El abogado belga también defendió a la pareja vasca nacionalizada belga formada por Luis Moreno y Raquel García, presuntos miembros de ETA cuya extradición fue denegada en 2004, y a la militante del grupo armado turco ultramarxista DHKP-C Fehriye Erdal, reclamada por Turquía y detenida en Bélgica.
Erdal, que huyó a Bélgica en 1999, fue detenida en el país europeo en 2006 y condenada a dos años de prisión por no respetar la legislación sobre tenencia de armas, pero nunca fue extraditada a Turquía, donde el pasado febrero fue condenada a 15 años de cárcel por un triple asesinato cometido en Estambul en 1996.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas