El Papa Francisco, de gira por los países Bálticos

El papa Francisco ha iniciado en Vilna un recorrido de cuatro días por los países Bálticos.
EFE/Archivo/Alejandro Ernesto

EFE/Archivo/Alejandro Ernesto

El papa Francisco ha iniciado un viaje a los tres países bálticos cuyo propósito será una señal de cercanía a la Iglesia local y que estará muy lejos del marcado carácter político que tuvo la histórica visita de Juan Pablo II hace 25 años tras la independencia de la URSS.

A diferencia de Juan Pablo II, que llegó mientras aún se retiraban las tropas soviéticas, Francisco viaja a tres países integrados en la Unión Europea (UE) y con pésimas relaciones con los vecinos rusos.

Actualmente se está construyendo una muralla en la frontera entre Estonia y Rusia, y se ha producido el despliegue de mayores efectivos en el territorio de la OTAN, a la que pertenecen los tres países.

La estancia del pontífice argentino en estos tres países se interpreta también como un nuevo acercamiento entre los católicos y los ortodoxos, especialmente los bajo jurisdicción del patriarca ruso Cirilo.

Habrá dos eventos ecuménicos durante la visita de cuatro días: una oración en Riga el 24 de septiembre y una reunión ecuménica con jóvenes en Tallin el 25 de septiembre.

El papa quiere sobre todo en este viaje llevar su cercanía a los católicos y recordar las persecuciones que tuvieron que sufrir tanto durante los 50 años de ocupación soviética como durante la invasión nazi.

Por ello, uno de los momentos más impactantes será su visita al Museo de la Ocupación de Vilna. Allí se detendrá en dos de las celdas donde fueron torturados miles de disidentes políticos o simples católicos, así como centenares de sacerdotes, religiosos y ministros luteranos.

También hará una parada ante el monumento que conmemora el gran Gueto de Vilna, donde vivieron cerca 29.000 judíos aniquilados durante la invasión nazi.

El viaje ha comenzado en Lituania donde visitará el santuario de Mater Misericordiae y se encontrará con jóvenes en la plaza de la catedral.

Luego acudirá a Kaunas, donde celebrará una misa en el parque Santakos y mantendrá un encuentro con los obispos y religiosos del país, el único de mayoría católica, un 80 %, de las repúblicas de la antigua Unión Soviética.

El día siguiente irá a Riga, donde, tras reunirse con las autoridades, celebrará un encuentro ecuménico con los católicos, ortodoxos y protestantes del país y visitará la catedral.

En Letonia visitará el importante santuario mariano en Anglona, donde oficiará una misa.

El último día, Francisco lo pasará en Tallin, capital de un país donde el 75 % de la población se declara atea y donde la comunidad católica es de cerca 5.000 personas.

EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas