Nueva Zelanda, el país pionero en aprobar el voto de las mujeres

El 19 de septiembre de 1893, hace 125 años, el Parlamento de Nueva Zelanda aprobó el voto femenino y se convirtió en el primer país en el que las mujeres podían ejercer un derecho vetado hasta entonces a la mitad de la población.
Efe/ArchivoEfe/Archivo

El paso de Nueva Zelanda fue seguido por Australia, que permitió el voto de las mujeres en 1902, Finlandia, que lo hizo en 1906, Noruega en 1913, la Unión Soviética en 1917, Alemania en 1918, y Estados Unidos en 1920.

En América Latina, Uruguay fue el primer país que en 1927 reconoció el sufragio femenino.

Las mujeres españolas tuvieron que esperar hasta el 1 de octubre de 1931 para poder ejercer este derecho.

Pero la lucha por la igualdad de las mujeres no acabó con el derecho al voto. Su continuación natural era llegar a ser elegidas como gobernantes en puestos que tradicionalmente habían ocupado de manera exclusiva los hombres.

La primera mujer en llevar las riendas de un país democrático fue María Estela Martínez de Perón, que alcanzó la presidencia de Argentina a la muerte de su esposo Juan Domingo Perón en 1974, de quien era vicepresidenta.

Por su parte, la boliviana Lidia Gueiler Tejada se erigió en la primera mujer en presidir Bolivia desde 1979 a 1980 y la segunda mujer en la historia de América Latina en asumir un cargo similar.

En Europa, el honor de convertirse en la primera mujer al frente de un país corresponde a la islandesa Vigdís Finnbogadóttir, que fue la cuarta persona en ocupara la presidencia de Islandia (1980-1996).

Unos años antes Sirimavo Bandaranaike, una política de Sri Lanka, alcanzó notoriedad mundial al convertirse en 1960 en la primera mujer en asumir el cargo de primer ministro de un país.

Otra gobernante pionera fue la británica Margaret Thatcher. Conocida como la “Dama de hierro”, Thatcher fue primera ministra del Reino Unido entre 1979 y 1990.

Otra mujer que hizo historia en su paso por la política fue la española Federica Montseny. Política y sindicalista anarquista, fue ministra de Sanidad y de Asistencia Social durante la II República española en 1936. Montseny fue la primera mujer en ocupar un cargo ministerial en España y una de las primeras en Europa Occidental.

Actualmente, siete mujeres ocupan altos cargos en la política europea. Se trata de Kolinda Grabar Kitarovic, presidenta de Croacia; Angela Merkel, canciller alemana; Dalia Grybauskaite, presidenta de Lituania; Erna Solberg, primera ministra de Noruega; Marie Louise Coleiro Preca, presidenta de Malta, y Beata Szydlo, primera ministra de Polonia.

En el resto del mundo Bidhya Devi Bhandari es presidenta de Nepal y Tsai Ing-wen ocupa el mismo puesto en Taiwán. Efe/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos