PARAGUAY INCENDIOS

Noveno aniversario del incendio que causó 364 muertos en Paraguay

Se cumplen nueve años del incendio en el supermercado Ycuá Bolaños de Asunción, que causó 364 muertes y más de 200 heridos, la peor tragedia civil en Paraguay.
 Vista aérea del hipermercado Ycua Bolaños que se incendió en Asunción (Paraguay). EFE/Archivo/Diego Benítez Vista aérea del hipermercado Ycua Bolaños que se incendió en Asunción (Paraguay). EFE/Archivo/Diego Benítez

La mayoría de las víctimas del Ycuá Bolaños quedó atrapada debido a que, según testigos y sobrevivientes, las puertas de salida del establecimiento fueron cerradas por orden del propietario para evitar robos.

Ese supermercado, que se encontraba lleno de clientes que almorzaban y hacían compras el 1 de agosto de 2004, fue totalmente destruido por el fuego que se originó en la chimenea de la parrilla del restaurante por falta de mantenimiento, según la pericia realizada.

De muchas de las víctimas no se han encontrado restos.

Tras un largo y controvertido proceso judicial, el dueño, Juan Pío Paiva, y su hijo, Víctor Daniel Paiva, fueron condenados en 2009 a 12 y 10 años de prisión, respectivamente, y un guardia a 5 años por homicidio doloso.

En agosto de 2012, una jueza paraguaya otorgó la libertad condicional a Víctor Daniel Paiva, alegando que el mismo ya cumplió las dos terceras partes de la condena de diez años de prisión por el caso del incendio.

Por su parte, los sobrevivientes y familiares de los fallecidos en esa tragedia, la mayor en tiempos de paz en el país, anunciaron movilizaciones y protestas para exigir el retorno de Paiva a prisión.

Un primer juicio fue anulado por los actos de furia y vandalismo protagonizados por los familiares que siguieron a la sentencia en diciembre de 2006, y que fue la misma que los jueces decidieron en el segundo proceso, culminado en febrero de 2008.

Un tribunal de apelación anuló este último fallo por errores de procedimiento en septiembre de 2008, pero el Supremo lo ratificó en agosto de 2009.

En agosto de 2010, el Senado aprobó la expropiación del recinto para destinar los fondos a indemnizaciones y levantar un centro cultural y memorial en el lugar, donde aún pueden apreciarse carritos de la compra, cajas de bebidas y computadoras calcinadas, en un depósito junto a altares con fotos de las víctimas y flores.

Un sector del derruido inmueble también sirve de área de recreación para jóvenes del populoso barrio Trinidad, que hacen allí prácticas de baile. EFE/doc

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen