Noruega no violó los derechos del ultraderechista Breivik

Un tribunal de Apelación ha absuelto al Estado noruego de violar los derechos humanos por el régimen carcelario al que está sometido el ultraderechista Anders Behring Breivik, autor de los atentados de 2011 en este país nórdico en los que murieron 77 personas.
El ultraderechista Anders Behring Breivik, durante su juicio. EFE/ARchivo/Lise Aaserud El ultraderechista Anders Behring Breivik, durante su juicio. EFE/ARchivo/Lise Aaserud

El fallo supone un triunfo para el Estado, que había sufrido en el primer juicio una condena por dar a Breivik un trato denigrante y violar el artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos, aunque en ambos procesos salió absuelto de conculcar otro capítulo de ese tratado sobre el respeto a la vida privada.
Los dos tribunales reconocen que el aislamiento está justificado, pero mientras el primero criticaba su duración y la falta de alternativas, denunciando que Breivik vive “en una cárcel dentro de la cárcel” y que no se había considerado su salud mental, Apelación rechaza que se haya violado la convención.
Anders Behring Breivik, nació el 13 de febrero de 1979. Hijo de un economista noruego que trabajaba en la embajada de su país en Londres, pasó su primer año de vida en la capital británica antes de volver a Noruega tras la separación de sus progenitores.
Aunque su padre intentó hacerse con su custodia tras mudarse a Francia y casarse con una diplomática, Breivik permaneció con su madre que había contraído nuevas nupcias con un oficial del ejército noruego.
Descrito como un chico normal, aficionado a los deportes y siempre dispuesto a ayudar a otros niños víctimas de acoso escolar, Breivik estudió en el Smestad Grammar School, en el Oslo Handelsgymnasium y en la Escuela de Comercio de Oslo.
De ideología conservadora, que más tarde derivó hacia posiciones ultraderechistas, fue miembro del Partido del Progreso (FrP) desde 1997 hasta 2007, año en el que fue expulsado de la formación de extrena derecha.
Además de su militancia política fue miembro de una logia masónica y tuvo vínculos con organizaciones extremistas de Suecia y de Gran Bretaña.
Su pensamiento es un compendio de ideas donde la supremacía de la raza nórdica, inspirada en la tradición cristiana y con los caballeros templarios como modelo de nobleza, tienen su reverso en la para él creciente islamización de Europa Occidental.

Publicado en: Protagonistas