AMBIENTE TECNOLOGÍA

Neveras o bodegas bajo tierra

 

Entre los últimos desarrollos tecnológicos sostenibles, una bodega de poliéster que se instala bajo tierra y a la que se accede mediante una escalera.
Se trata de un frigorífico subterráneo que se mantiene a 10-12 grados todo el año sin usar electricidad, una temperatura ideal para frutas, verduras, quesos o vinos.
Antes de que llegaran los actuales frigoríficos eran muchas las casas contaban con un espacio para almacenar buena parte de los alimentos, en sótanos o bodegas, con una temperatura estable a lo largo del año.
Ahora, ha sido una empresa holandesa la que ha desarrollado una versión que recuerda al pasado, de recuperar aquel sistema de almacenamiento pero con los más modernos materiales, recursos tecnológicos y detalles de diseño del siglo XXI: el Groundfridge (frigorífico de tierra, de 3.000 litros), que ha sido incluido entre los mejores diseños de 2015.
Un sistema que responde a las necesidades de los nuevos ciudadanos, en un marco de energía renovable, autosuficiente y sostenible. EFE