Netanyahu y Obama, un largo invierno que amenaza tormenta

Con la mitad de su gobierno en contra de sus políticas y los palestinos decididos a exigir el fin de la ocupación y el reconocimiento de su Estado en el Consejo de Seguridad de la ONU, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, parece dispuesto a resistir enrocado en el asunto de Jerusalén.
El presidente estadounidense, Barack Obama (d), y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (i), durante una reunión que mantuvieron en la CasaEl presidente estadounidense, Barack Obama (d), y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (i), durante una reunión que mantuvieron en la Casa Blanca en marzo de 2014. EFE/Archivo/ANDREW HARRER

Javier Martín 

La ciudad santa es codiciada por israelíes y palestinos y desde que las negociaciones de paz comenzaron hace mas de dos décadas, los palestinos reclaman que la parte oriental, anexionada por Israel durante la Guerra de los seis días de 1967, se convierta en la capital del futuro Estado Palestino.

Una anexión que la comunidad internacional, con Estados Unidos y la Unión Europea a la cabeza, no reconoce y que supone una de las claves para la solución de los dos estados, con las fronteras de 1967, que defienden tanto en Washington como en Bruselas.

Reprendido desde ambas capitales por autorizar la construcción de más viviendas para judíos en los barrios árabes reclamados por los palestinos, Netanyahu indicó esta semana que la ciudad no es negociable. La actitud de Netanyahu, que autorizó la construcción presionado por la derecha ultranacionalista que le acompaña en la coalición de gobierno, ha exasperado al presidente de EEUU, Barack Obama, con quien parece mantener una gélida relación que desde hace semanas amenaza tormenta.

Un deterioro de las relaciones internacionales, especialmente con su principal socio, que ha disparado las alertas en gran parte de la sociedad y la política israelí, desde el presidente Reúven Rivlin, a miembros de centroderecha de la coalición de Gobierno, e incluso figuras de opinión vinculadas a la derecha.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico declientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-