Nery Pumpido: “Un jugador no gana un Mundial, a Maradona lo respaldamos”

En el vigésimo aniversario de la retirada de "El Pelusa", Pumpido habla de aquella gesta y de su amistad con el astro argentino. El portero titular de la albiceleste que ganó la Copa del Mundo de México 1986 destaca en un encuentro con Efe que "un jugador solo no gana un Mundial" y que Maradona fue respaldado por todo el equipo para ganar ese torneo.
 Sevilla, 12.10.1988.- Los jugadores de la selección argentina de fútbol, Diego Armando Maradona (1d), Alberto Pumpido (3d), José Cuciuffo (2i), Jo Sevilla, 12.10.1988.- Los jugadores de la selección argentina de fútbol, Diego Armando Maradona (1d), Alberto Pumpido (3d), José Cuciuffo (2i), José Luis Brown (i), antes de enfrentase a la selección española en la Copa de la Hispanidad, en el estadio Sánchez Pizjuan de Sevilla. EFE/Archivo/ais

– “Él (Diego) se preparó cinco o seis meses antes del Mundial de México para jugar ‘su Mundial’. Y bueno, después lógicamente tenés que respaldar eso con un equipo que juegue, sino es muy difícil”.

– Pumpido fue titular en los siete encuentros del Mundial de 1986, en los que encajó cinco goles. El arquero fue testigo privilegiado del ‘Gol del siglo XX’ y de ‘La mano de Dios’, los históricos tantos de Maradona ante Inglaterra en los cuartos de final.

– El exportero cuenta que, a pesar de la distancia y que hablan “menos que antes”, todavía mantiene “una relación bárbara” con Maradona, que dirige al Al Fujairah, de la segunda división de los Emiratos Árabes Unidos.

 

Sebastián Meresman 

 

El 25 de octubre de 1997, hace exactamente 20 años, Diego Armando Maradona jugó su último partido como profesional, vistiendo la camiseta de Boca Juniors y teniendo como rival a River Plate.

El pico máximo de la carrera de “El Pelusa” fue en el Mundial de 1986 y Pumpido, que disputó junto a él las Copas del Mundo de España 1982, México 1986 e Italia 1990, considera que ese torneo “le llegó a Diego en el momento justo”.

“Él se preparó cinco o seis meses antes del Mundial para jugar ‘su Mundial’. Y bueno, después lógicamente tenés que respaldar eso con un equipo que juegue, sino es muy difícil. Un jugador solo no gana un Mundial o un campeonato”, afirma a Efe.

Pumpido (Monje, Provincia de Santa Fe, 1957) estuvo en la Copa del Mundo de España 1982 junto a Maradona, pero no jugó ningún partido porque el titular era Ubaldo Fillol. También compartieron plantel en Italia 1990, pero el portero se lesionó en el segundo partido.

En 1986 fue titular en los siete encuentros y encajó cinco goles. Fue testigo privilegiado del ‘Gol del siglo XX’ y de ‘La mano de Dios’, los históricos tantos de Maradona ante Inglaterra en los cuartos de final.

“Maradona en el 86 estaba bárbaro. Yo estuve con Diego diez años viéndolo. Lo conozco, siempre estuvo bien Diego, lo que pasa es que ese Mundial fue algo extraordinario. Lo agarró justo en su momento. Lo agarró a él en su momento y agarró a un equipo en su momento también. Tiene que coincidir todo”, añade el exguardameta.

 

CONSECUENCIAS NEGATIVAS

Sin embargo, Pumpido resalta que el éxito de Maradona tuvo consecuencias negativas.

“Tener la popularidad de Maradona te da muchísimas limitaciones para poder hacer lo que, por ejemplo, hacíamos nosotros. Nosotros salíamos, paseábamos, íbamos a cualquier lado en la gira y no tenías problema y eso él no lo podía hacer”, explica.

Pumpido revela que en reiteradas ocasiones el entonces capitán albiceleste debió quedarse en el hotel mientras sus compañeros paseaban o iba a comer afuera.

“Ir a algún lado se hace difícil cuando vos tenés esa popularidad de Diego que muchas veces tenés que quedarte en el hotel, encerrado, y no podés compartir un montón de cosas con los compañeros. Es difícil, no es fácil”, añade.

De su pasado como futbolista, hay que recordar que Nery Pumpido debutó como jugador en 1976 en Unión de Santa Fe, provincia argentina de la que es natural, pasó después al Vélez Sarsfield, River Plate, Real Betis español, para retornar al Unión, en 1992.

Con la selección argentina disputó 38 encuentros con la que fue campeón del Mundo en México×86 y subcampeón en Italia×90, además, ganó con el River Plate la Copa Libertadores en 1986 y la Copa Intercontinental de ese mismo año, al vencer al Steaua de Bucarest rumano.

Tras colgar los guantes, Pumpido se dedicó a la dirección técnica y comandó equipos de su Argentina natal (Unión, Newell’s Old Boys y Godoy Cruz), de Paraguay (Olimpia), de México (Tigres y Tiburones Rojos) y de Arabia Saudí (Al-Shalab). Su mayor éxito se remonta a 2002, cuando ganó la Copa Libertadores dirigiendo al Olimpia de Asunción.

El exportero cuenta que, a pesar de la distancia y que hablan “menos que antes”, todavía mantiene “una relación bárbara” con Maradona, que dirige al Al Fujairah, de la segunda división de los Emiratos Árabes Unidos.

“Siempre he tenido una relación extraordinaria con Diego y hoy en día hablo poco, estamos muy lejos a la distancia, pero siempre nos mandamos saludos. Siempre hemos mantenido una relación extraordinaria”, concluyó. EFE

 

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Reportajes

imagen

imagen