Nadal ingresará en la cárcel por el “caso Voltor”

EFE/Archivo/Isaac BujEFE/Archivo/Isaac Buj

Miquel Nadal Buades, expresidente de UM y exconsejero de Turismo, está previsto que ingrese hoy para cumplir una pena de cuatro años de cárcel, por malversación de caudales públicos.
Cinco ex cargos públicos con Unió Mallorquina (UM) en la anterior legislatura, cumplen en prisión condenas por corrupción, Buils, Rebassa, Vicens, Munar y ahora Nadal.
Nadal, ex consejero de Turismo del Gobierno Balear, ex concejal del Ayuntamiento de Palma y ex diputado autonómico, fue también presidente de Unió Mallorquina.
Nacido el 19 de agosto de 1960 en Palma de Mallorca, es licenciado en Derecho por la Universidad de las Islas Baleares (1985) y cursó estudios superiores de formación empresarial en la especialidad de Dirección Económica y Administrativa de Hospitales en la Escuela de Alta Dirección y Administración de Barcelona.
Funcionario del Consell Insular de Mallorca, fue administrador en el Hospital Psiquiátrico de Palma (1985-1987) y secretario general técnico de la Consejería de Cultura (1987-1992).
Afiliado a Unió Mallorquina, fue elegido miembro del comité ejecutivo del partido en 1993 y dos años más tarde fue coordinador de la campaña electoral.
En 1999 fue elegido diputado del Parlamento de las Islas Baleares por UM y fue consejero de Servicios Generales del Consell de Mallorca (1999-2001).
En los siguientes comicios, en mayo de 2003, repitió como diputado en el Parlamento balear y como consejero del Consell de Mallorca, cuya presidenta, María Antonia Munar, le nombró vicepresidente.
Candidato a la Alcaldía de Palma por la UM en las elecciones de 2007, fue nombrado primer teniente alcalde de Medio Ambiente, Economía y Deportes y portavoz de su grupo municipal.
En diciembre de 2007 fue elegido presidente de UM con el 74,8 por ciento de los votos, en sustitución de María Antonia Munar.
En octubre de 2008 tomó posesión como consejero de Turismo en el Gobierno de Francesc Antich (PSOE).
Desde entonces, Nadal ha estado imputado en varios casos de corrupción. El primero, en marzo de 2009, en el caso Can Domenge sobre supuestas irregularidades en la adjudicación de terrenos propiedad del Consell a un precio inferior a su valor para construir viviendas en Palma.
En junio de 2009 dejó la Presidencia de Uniò Mallorquina y cinco meses después, en noviembre, fue imputado en la “Operación Maquillaje”, pieza separada del caso “Son Oms”, por el presunto desvío de subvenciones del Consell de Mallorca cuando era presidido por UM.
En diciembre dimitió de todos sus cargos directivos aunque no renunció a su acta como concejal, en Palma.
El juez dictó medidas cautelares contra él, como la retirada del pasaporte y la obligación de presentarse mensualmente en los juzgados.
En febrero de 2010 fue detenido nuevamente en el marco de la “Operación Voltor” por presuntos delitos de malversación y cohecho. Cuatro días después, pagó la fianza de 100.000 euros fijada por el juez para seguir en libertad provisional.
El 24 de febrero dejó su acta de concejal del Ayuntamiento de Palma y anunció su abandono de la vida política.
Declaró ante el juez que María Antonia Munar le dio 300.000 euros de UM para comprar la productora que recibió contratos millonarios de la corporación insular.
El 2 de marzo presentó su baja como militante de UM.
En junio de 2011 fue detenido en relación al “caso Ibatur”, en una investigación por el presunto desvío de fondos públicos del Instituto Balear de Turismo durante la legislatura 2003-2007.
En 2012, en julio la Audiencia de Palma le condenó a 2 años y 7 meses de prisión por su implicación en la “Operación Maquillaje”, y en octubre, fue condenado a 4 años de prisión por el “caso Voltor”.
Esta última, fue confirmada por el TS, en julio de 2013.EFE/doc

Publicado en: Protagonistas