Museo de la Evolución Humana expone “una nueva visión de los Neardentales”

En el Museo de la Evolución Humana se abre una nueva exposición "Cambio de imagen. Una nueva visión de los Neardentales", un nuevo espacio de la presencia del ser humano en la tierra.
Atapuerca (Burgos),12.03.2008.- Foto de archivo del yacimiento de Gran Dolina,donde se aprecia la excavación del nivel TD6 (parte inferior) y la del Atapuerca (Burgos),12.03.2008.- Foto de archivo del yacimiento de Gran Dolina,donde se aprecia la excavación del nivel TD6 (parte inferior) y la del nivel TD10. EFE/Archivo/Jordi Mestre

Ha sido dirigida por el comisario y científico italiano Fabio Fogliazza, investigador del Laboratorio de Paleontología del Museo de Historia Natural de Milán.
En esta ocasión la pieza más relevante que se expondrá es la reproducción del rostro de un neandertal de hace 50.000 años, elaborada por Fogliazza a partir de las investigaciones hechas en una serie de yacimientos.
Recordemos que Atapuerca es un conjunto arqueológico en las proximidades de Burgos, en la localidad y la sierra del mismo nombre, que ha revelado los restos del homínido más antiguo de Europa, el “Homo antecessor”, con 1,3 millones de años de antigüedad, así como una relevante colección de restos paleo antropológicos de la edad de piedra, pertenecientes a los primeros pobladores de Europa.
Inauguradas las excavaciones a comienzos de los años sesenta, fue en 1974 cuando se descubrieron los primeros restos humanos preneandertales en las profundidades de Cueva Mayor, que junto con Gran Dolina, Galería, Sima del Elefante y Cueva del Mirador, constituyen algunos de los muchos yacimientos de calizas del cretácico que se extienden por la sierra burgalesa.
Desde entonces, paleontólogos, historiadores y geólogos, dirigidos por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez y Eudall Carbonell, han realizado prospecciones ininterrumpidamente en los yacimientos de Atapuerca, considerados ya los más importantes del mundo, por delante de L’Aragó (Francia), Chu-ku-tien (China), Petralona (Grecia), Verteszollos (Hungría) y Steinheim, en Alemania. Gracias a los hallazgos, Atapuerca se ha revelado como el lugar que ocupó el primer europeo, el “Homo antecessor”, hace 1,3 millones de años.
La variedad de fósiles y herramientas encontrados, de un millón de años, han permitido retratar la vida de decenas de homínidos que habitaron allí en el Pleistoceno. EFE-doc