Mursi será juzgado en una tercera causa por su fuga y asalto a una cárcel

El depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi y otros dirigentes islamistas serán procesados por fugarse de la cárcel de Wadi Natrun, incendiar el penal y facilitar la huida de presos durante la revolución de 2011, según informaron el 21 de diciembre, fuentes judiciales. La Fiscalía General ordenó remitir el caso al Tribunal Penal de El Cairo, que deberá fijar una fecha para el inicio del juicio.
EFE/Archivo/Oliver Weiken

EFE/Archivo/Oliver Weiken

Mohamed el Mursi,  ex presidente de Egipto por el Partido Justicia y Libertad (afín a los Hermanos Musulmanes), fue depuesto por el Ejército el 3 de julio de 2013 tras una oleada de protestas por todo el país por no cumplir las demandas del pueblo. Fue sustituido en la jefatura del Estado por el presidente del Tribunal Constitucional, Adli Mansur, hasta la celebración de elecciones.

    Mursi se alzó con la mayoría de los votos (51,73%) tras las históricas elecciones presidenciales tras el derrocamiento de Mubarak, celebradas entre mayo y junio de 2012, lo que le convirtió en el primer jefe de Estado civil desde 1952, en que fue derrocada la monarquía en Egipto.

     Nacido el 20 agosto de 1951 en el pueblo de Al Adwa, en el delta del Nilo, estudió Ingeniería en la Universidad de El Cairo y en 1982 completó su formación con un máster en la Universidad Southern de California.

    Desde este año y hasta 1985 ejerció como profesor adjunto en la Universidad Northridge de este mismo estado. En 1985 regresó a Egipto y comenzó a impartir clases en la Universidad de Zagazig, en el Delta del Nilo.

     De 2000 a 2005 fue miembro de la Asamblea egipcia -pero como independiente- en tanto que los Hermanos Musulmanes estuvieron ilegalizados en la etapa Mubarak.

    Fue, asimismo, miembro del Consejo Consultivo, máximo órgano legislativo del grupo. En 2005 perdió su escaño y un año después fue encarcelado durante seis meses por apoyar las manifestaciones de jueces reformistas que denunciaron el fraude en los comicios.

   Durante la revuelta popular que acabó con el régimen de Mubarak en febrero de 2011, fue detenido en la prisión de Wadi Natrun, al norte de El Cairo, aunque sólo permaneció dos días ante la desbandada de los guardianes.

   El 30 de abril de 2011 renunció a su puesto en el Consejo Consultivo de los Hermanos para ser el presidente del Partido Justicia y Libertad, formación recién creada, afín a los Hermanos Musulmanes.

    Entre mayo y junio de 2012 se celebraron las primeras elecciones presidenciales de la etapa post Mubarak en las que Mursi se alzó con la victoria.

    Una de sus primeras medidas fue ordenar el 8 de julio, la restitución de la Cámara baja del Parlamento, disuelta el mes anterior por la Junta Militar, en un golpe que permitió a los islamistas recuperar el poder logrado en las urnas.

    Sin embargo, en noviembre de 2012 la violencia volvió a las calles de El Cairo después de que Mursi emitiera un decreto que le situaba por encima de la ley, que finalmente fue revocado ante la oleada de protestas por parte de la oposición, aunque conservó algunas polémicas provisiones.

    Entre junio y julio de 2013 se desató una nueva crisis protagonizada por opositores al presidente que durante días se manifestaron en la plaza Tahrir para exigir su dimisión.

     La crisis se agravó el 3 de julio después de que el Ejército suspendiera la Constitución y situara al presidente del Constitucional en el lugar de Mursi.

    A partir de ese momento Mursi fue detenido junto a otros miembros de la Hermandad y confinado a un lugar desconocido, acusado de incitar a la violencia a sus seguidores.     La primera sesión de su juicio por esta causa comenzó el 4 de noviembre, y tras ser aplazada al 8 de enero de 2014, fue trasladado a la prisión de Burg al Arab en Alejandría.

EFE/DOC

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas