Multa millonaria a Monsanto por los efectos cancerígenos del glifosato

Un jurado en California ha condenado a Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un hombre que asegura que el cáncer terminal que padece se debe a su exposición a un producto de la multinacional que contiene el polémico herbicida glifosato.
EFE/ArchivoEFE/Archivo

El hombre en cuestión, Dewayne Johnson, sostiene que utilizó el herbicida Roundup de Monsanto de manera frecuente mientras trabajó como jardinero para el distrito escolar de San Francisco. El jurado, del Tribunal Superior de San Francisco, determinó que Monsanto no advirtió correctamente del riesgo para la salud que se corría al usar este producto.
La multinacional química descubrió los efectos herbicidas del compuesto químico glifosato en 1970. Cuatro años después lo comercializó con el nombre de Roundup.
El éxito de este producto llegó a partir del año 1994 cuando Monsanto empezó a comercializar plantas genéticamente modificadas inmunes al efecto del glifosato. Este avance permitió utilizar masivamente el herbicida para eliminar las malas hierbas sin que el cultivo principal se viese afectado.
El uso del glifosato se puso en entredicho el 2015, al ser clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.
Desde el año 1974, cuando comenzó a usarse comercialmente con el nombre de Roundup, hasta 2014 se habían esparcido 8.600 millones de kilogramos de glifosato en todo el mundo. Además en España hay más de 100 productos autorizados para la agricultura, silvicultura, jardinería y productos de uso doméstico que contienen glifosato.
Los principales grupos de riesgo son aquellos que están expuestos directamente al herbicida como los trabajadores agrícolas y sus familias, fetos, bebés y niños pequeños. Para las personas que no se encuentran en el grupo anterior, la alimentación es la vía principal para contaminarse con este compuesto químico.
Los efectos negativos del herbicida, además de los directos en las personas que lo manipulan, llegan por la contaminación del agua, ya que el glifosato se filtra en el suelo y es asimilado por los cultivos que posteriormente son ingeridos en forma de alimentos o bebidos como agua potable.
Pero además de al ser humano su uso tiene un gran impacto en el medio ambiente y afecta a cualquier ser vivo que entra en contacto con el agroquímico y por tanto puede afectar a seres vivos cruciales para la agricultura, como son los polinizadores. Al mismo tiempo reduce la diversidad y cantidad de especies vegetales.
En un comunicado de prensa, Scott Partridge, uno de los vicepresidentes de Monsanto, señaló que apelarán la decisión judicial. “Mostramos nuestra empatía con el señor Johnson y su familia. La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH) y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer”, aseguró. EFE/doc

Publicado en: Documentos