COLOMBIA TRANSICION

Mujeres y técnicos dan el tono al gabinete del presidente electo de Colombia

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, gobernará a partir del próximo 7 de agosto con un gabinete de marcado carácter técnico en el que por primera vez en el país las mujeres serán la mitad.
El presidente electo de Colombia, Iván Duque,  en una entrevista a Efe en Madrid.  EFE/BallesterosEl presidente electo de Colombia, Iván Duque, en una entrevista a Efe en Madrid. EFE/Ballesteros

Por Jaime Ortega Carrascal

La paridad en la composición del gabinete fue una promesa de campaña de Duque, así como el carácter técnico y la edad de los seleccionados, dejando en segundo plano la filiación política.
El mandatario electo ya anunció 15 de sus 16 ministros, siete de los cuales son mujeres, en su mayoría con trayectoria en la empresa privada, lo que ha sido bien recibido en el país, donde la oposición daba por hecho que estaría rodeado del núcleo duro del uribismo.
“Es un gabinete muy equilibrado en todo sentido, que fue preparado con filigrana y en donde se quiso respetar aquellos criterios que había definido: regionales, etarios y de género”, dijo a Efe Vicente Torrijos, profesor emérito de Ciencia Política de la Universidad del Rosario.
Duque se ha cuidado de incluir ministros de diferentes regiones para no caer en el centralismo de siempre y de que sus integrantes tengan amplia formación académica.

Cuota femenina

La cuota femenina no fue definida solo en función de género sino de la experiencia y capacidades y entre ellas destaca la abogada y excongresista Nancy Patricia Gutiérrez, designada para el Ministerio de Interior, que maneja las relaciones del Ejecutivo con el Legislativo.
En Justicia estará Gloria María Borrero, también abogada que trabajó para la oficina en Colombia del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y es directora de la ONG Corporación Excelencia en la Justicia.
La ministra de Trabajo será la administradora Alicia Arango, exembajadora en los organismos de la ONU en Ginebra y uno de los dos miembros del gabinete que proceden del partido uribista Centro Democrático.
Para Minas y Energía fue anunciada María Fernanda Suárez, administradora de empresas con maestría de la Universidad de Georgetown (EE.UU) y experiencia en el Ministerio de Hacienda, la banca privada y en la petrolera estatal Ecopetrol.
La cartera de Educación la dirigirá la economista María Victoria Angulo, que ya trabajó en ese ministerio, tiene una maestría de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) y es secretaria de Educación de Bogotá.
En Transportes la ministra será Ángela María Orozco, abogada con maestría de la Universidad de Texas (EE.UU.) que fue viceministra de Comercio Exterior y preside el gremio de productores de grasas y aceites comestibles.
El Ministerio de Cultura también estará en manos de la abogada Carmen Inés Vásquez, nacida en Buenaventura, principal puerto del país en el Pacífico y con carrera pública como representante de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y viceministra para la Participación e Igualdad de Derechos del Ministerio del Interior, entre otros cargos.
“Es una buena forma de dar comienzo y garantizar el criterio técnico en la conformación del gabinete”, añadió Torrijos.
Al frente de las Relaciones Exteriores estará el abogado y diplomático Carlos Holmes Trujillo, del Centro Democrático y quizás el más político del gabinete como quiera que ha ocupados numerosos cargos públicos y ha sido embajador en Japón, Austria, Rusia, Bélgica y la OEA.
Dos economistas estarán al frente de Hacienda, donde repite Alberto Carrasquilla, que ocupó ese cargo entre 2003 y 2007, y de Agricultura, que tendrá como ministro a Andrés Valencia, con experiencia en los gremios de cafeteros y avicultores.

Fuerzas Armadas

Quizás la designación más sorpresiva es la del abogado y empresario Guillermo Botero, presidente del gremio de comerciantes, como ministro de Defensa.
Sus críticos consideran que Botero no tiene mayor conocimiento del funcionamiento de las Fuerzas Armadas, una de las instituciones más poderosas del país, y para completar en su primera declaración planteó la necesidad de “reglamentar la protesta social”.
Como ministro de Salud, Duque escogió al médico Juan Pablo Uribe, que tiene dos maestrías de la Universidad de Michigan (EE.UU.), trabajó con el Banco Mundial en Washington y dirige la Fundación Santa Fe, uno de los principales hospitales de Bogotá.
El de Comercio Exterior será el economista José Manuel Restrepo, que tiene una maestría de la London School of Economics y un doctorado de la Universidad de Bath (Inglaterra) y es rector de la Universidad del Rosario (Bogotá).
En Ambiente estará como ministro el geólogo Ricardo Lozano, exdirector del Ideam, la entidad encargada de los pronósticos del clima en Colombia, así como exconsultor del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y director del Centro Nacional del Agua entidad del gremio de empresarios.
Vivienda la dirigirá el benjamín del gabinete, el economista y administrador Jonathan Malagón, que a sus 33 años cuenta con maestrías de la Universidad de Columbia (EE.UU.), de la Universidad de Barcelona y un doctorado de la Universidad de Tilburg (Holanda).
Falta sólo por anunciar el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), pero Torrijos considera que con los que ha designado, Duque “ha sabido privilegiar lo técnico por encima de consideraciones ideológicas”. EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis