Mugabe, destituido del partido, no quiere dimitir

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha convocado hoy una reunión de su Gabinete de Gobierno que resultó fallida por la incomparecencia de sus ministros.
Robert Mugabe, en octubre de 2017. EFE/Archivo/Raúl Martínez
Robert Mugabe, en octubre de 2017. EFE/Archivo/Raúl Martínez

 

El Gabinete tenía previsto reunirse unas horas antes de que el partido de Mugabe, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), iniciase los trámites para someter su continuidad a una moción de censura en el Parlamento.

Los líderes de la formación habían solicitado a los miembros del Gabinete a que no acudiesen a la convocatoria del presidente. Después de destituir a Mugabe, ayer 20 de noviembre, como número uno del partido, la formación de la que es cofundador estableció un plazo hasta las 12.00 hora local (10.00 GMT) de este martes para que presentara su renuncia.

Esta mañana, la cámara baja de Zimbabue inició una reunión para debatir una moción de censura contra el presidente Robert Mugabe, quien ha perdido el apoyo de su propio partido desde la intervención militar del pasado martes. Posteriormente, se podría celebrar una sesión conjunta de cámara baja y senado -que se prevé comience a las 16.30 hora local (14.30 GMT) en el Centro Internacional de Convenciones de Harare, en la capital del país.

Mugabe por el momento no ha presentado su dimisión pese al ultimátum de su partido, siendo el principal candidato a sustituirle el exvicepresidente Emmerson Mnangagwa. El presidente, sin apoyo popular, con su propio partido en contra y confinado por los militares desde hace una semana, a sus 93 años de edad, se resiste a dejar el poder que ostenta desde 1980.

El aún jefe de Estado de Zimbabue se encuentra bajo arresto domiciliario desde el alzamiento militar de la noche del martes al miércoles, desencadenado por la destitución del vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, forzada por la facción del partido gobernante afín a las ambiciones de poder de la primera dama, Grace Mugabe.

La formación, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), que lo destituyó como su número uno para reemplazarlo con Mnangagwa, plantea en el Parlamento una moción de censura para expulsarle de la presidencia. Robert Gabriel Mugabe, presidente de Zimbabue, es uno de los líderes africanos más criticados por violaciones de derechos humanos.

Nacido en Kucama, antigua Rhodesia (actualmente Zambia y Zimbabue) en 1924, fue profesor de Enseñanza Primaria desde 1941, en 1960 se incorporó al Partido Democrático Nacional (NDP).

En 1963 fue nombrado secretario general de la Unión Nacional Africana de Zimbabue (ZANU), formación que fue ilegalizada en 1964 y que le llevó a la cárcel.
Al salir de prisión en 1974 lideró la oposición contra el régimen de Ian Smith desde el ZANU-Frente Patriótico y pasó a ser presidente de esta formación.

En las elecciones libres de 1980, dos meses antes de la independencia oficial del país, en las que el ZANU logró la mayoría absoluta. Mugabe fue nombrado primer ministro y Canaan Banana presidente.

Y mas tarde, en diciembre de 1987 Mugabe se hacía con la presidencia, era jefe del gobierno y de las Fuerzas Armadas, en sustitución de Canaan Banana.

El nuevo partido dirigido por Mugabe, el ZANU-PF, ganó todos los comicios siguientes, no exentos de irregularidades, según la oposición, al tiempo que la comunidad internacional y la oposición le han acusado de corrupción, de violar los derechos humanos y de ser el causante del deterioro económico.

En marzo de 2012 se aprobó en referendo la nueva Constitución del país, que reducía los poderes ejecutivos del presidente del país. Sin embargo, en las elecciones de julio de 2013, Mugabe fue reelegido jefe del Estado, y en 2014, era reelegido candidato para las próximas elecciones. EFE-doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas