Mugabe afirma que su desalojo de la Presidencia de Zimbabue fue ilegal

El expresidente de Zimbabue Robert Mugabe ha afirmado que su desalojo de la presidencia del país, en noviembre pasado, fue "inconstitucional" y que, por tanto, la llegada de su sucesor al poder, Emmerson Mnangagwa, es ilegal.
Robert Mugabe, en octubre de 2017. EFE/Archivo/Raúl Martínez
Robert Mugabe, en octubre de 2017. EFE/Archivo/Raúl Martínez

“Es inconstitucional. La gente en el Gobierno debe ser elegida”, dijo Mugabe, al subrayar que el ascenso de Mnangagwa fue posible porque fue “asistido” por el Ejército. Mugabe, de 94 años, se pronunció así en su primera entrevista pública tras dejar el poder, concedida a la televisión pública sudafricana SABC.

Datos biográficos:

Mugabe, uno de los líderes africanos más criticados por violaciones de derechos humanos tras 35 años de Gobierno ininterrumpido, nació en Kucama, antigua Rhodesia (actualmente Zambia y Zimbabue) el 21 de febrero de 1924.

Se licenció en Historia por la Universidad de Fort Hare (Sudáfrica) desde 1951 y en Educación desde 1954 y fue profesor de Enseñanza Primaria desde 1941 y en 1960 se inscribió en el Partido Democrático Nacional (NDP), donde ocupó el cargo de secretario de Publicidad.

En 1963 fue nombrado secretario general de la Unión Nacional Africana de Zimbabue (ZANU), formación que fue ilegalizada en 1964 y que le llevó a la cárcel.

Al salir de la cárcel en 1974 lideró la oposición contra el régimen de Ian Smith desde el ZANU-Frente Patriótico y fue elegido formalmente presidente de esta formación.

Las primeras elecciones libres tuvieron lugar en febrero de 1980, dos meses antes de la independencia oficial del país, en las que el ZANU logró la mayoría absoluta. Mugabe fue nombrado primer ministro y Canaan Banana presidente.

En 1987 Mugabe y el líder del ZAPU, Joshua Nkomo, firmaron un pacto con el fin de fusionar los dos principales partidos políticos del país y crear una formación de ideología marxista-leninista, que posteriormente avanzaría hasta posturas socialdemócratas.

De esta forma el 31 de diciembre de 1987 Mugabe tomó posesión como presidente ejecutivo, jefe del gobierno y de las Fuerzas Armadas, sustituyendo al presidente Canaan Banana.

El nuevo partido de Mugabe, el ZANU-PF, ganó todos los comicios siguientes no exentos de irregularidades, según la oposición, al tiempo que la comunidad internacional y la oposición le acusaba de corrupción, de violar los derechos humanos y de ser el causante del deterioro económico.

En 2000 puso en marcha una reforma agraria cuando la oposición, con la que se alineó la mayoría de la población blanca del país, derrotó en un referendo una propuesta de reforma constitucional que le hubiera permitido continuar indefinidamente en el poder.

Ese mismo año, junto con la ley de expropiación de tierras de los zimbabuenses de origen europeo, Mugabe propició la invasión de las granjas por parte de militantes de la ZANU-PF, lo cual desató una ola de violencia que dejó un centenar de muertos.

Tras ser reelegido en 2008 como presidente, en unas elecciones calificadas de fraudulentas por la comunidad internacional y la oposición, aceptó formar un gobierno de unidad nacional con el líder opositor, Morgan Tsvangira como primer ministro, quien tomó posesión en febrero de 2009.

Pese al pacto de Gobierno, Mugabe y su partido mantuvieron el control de las Fuerzas Armadas, la Policía, el aparato judicial del país y los medios de comunicación públicos.

En marzo de 2012 se aprobó en referendo la nueva Constitución del país, que reducía los poderes ejecutivos del presidente del país.

Tras las elecciones del 31 de julio de 2013, en agosto Mugabe fue reelegido jefe del Estado, entre denuncias de fraude electoral, al obtener el 61% de los votos.

A finales de 2014 fue reelegido jefe del gubernamental ZANU-PF y es candidato para las próximas elecciones.

También, en enero de 2015 fue nombrado presidente de turno de la Unión Africana (UA).

En agosto de 2017, Grace Mugabe regresó a Zimbabue tras ser acusada de agresión en Sudáfrica.

Zimbabue se enfrentó a un posible golpe de Estado el 15 de noviembre, cuando soldados del Ejército bloquearon el acceso a edificios gubernamentales de la capital, Harare, lo que provocó que el presidente Robert Mugabe, de 93 años, y su mujer Grace, para algunos su posible sucesora, fueron detenidos bajo arresto domiciliario.

EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas