Muere Alejandro Fernández Pombo, exdirector de “Ya” y expresidente de la Asociación de la Prensa

Fue director del diario YA durante la Transición, entre 1974 y 1980, y después, entre 1999 y 2003, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y de la FAPE.
alejandro fernandez-pombo apmalejandro fernandez-pombo apm

Decano de periodistas, Alejandro Fernández Pombo fue profesor de la Escuela de Periodismo de la Iglesia  y director del diario “Ya” durante los mejores tiempos de la cabecera, entre 1974 y 1980, cuando el periódico llegó a ser el más vendido de Madrid y un referente de la prensa española.

Natural de Mora de Toledo, donde nació el 26 de junio de 1930, Fernández Pombo, fue número uno de su promoción en la Escuela de Periodismo de la Iglesia de Madrid (1958) . Además fue maestro, licenciado en Filosofía y Letras y doctor en Ciencias de la Educación.

En 1959  ingresó en el diario “Ya” en el que comenzó a trabajar como confeccionador para pasar a jefe de sección, 1964-1965; redactor jefe, 1965-1970; subdirector en 1972  y dos años después, en 1974 llega a la dirección, cargo que ocupó hasta 1980.

Pombo  dirigió esta histórica cabecera en los años setenta, durante la etapa de la Transición. Fue entonces cuando, coincidiendo con la apertura a la democracia, el YA se convierte, junto al ABC, en los dos diarios más influyentes hasta la llegada de El Pais en 1976. Con Alejandro el diario experimentó además su remodelación tecnológica.

Después de aquella etapa permaneció en la empresa al mando de las ediciones especiales de EDICA, hasta la desaparición de esta empresa.

En 1999, el veterano periodista fue elegido presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en sustitución de Jesús de la Serna, al que también sustituyó en la presidencia de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE).  Durante su etapa en el APM, Pombo sacó el premio periodístico Larra para jóvenes periodistas, menores de treinta años.

A lo largo de su trayectoria profesional fue además director de publicaciones como “Signo” y “Vida Rural”, así como de la agencia de noticias “Prensa Asociada” y de la Escuela de Periodismo de la Iglesia.

Fernández Pombo fue un periodista de raza, vocacional, maestro de peridiodistas, además de un escritor versátil.  Dejó escritos más de una veintena de publicaciones, entre  ensayos, biografías y narraciones, por las que tenía una gran lista de premios literarios y periodísticos, entre ellos,  el Mesonero Romanos 1992, del Ayuntamiento de Madrid; e l Premio Bravo 1996, de la Conferencia Episcopal Española por su papel en la transición, o el Premio Doncel de biografías por su libro “Maestro Azorín”.

En 1997 la Asociación de la Prensa le otorgó el “Rodríguez Santamaría” en reconocimiento a su larga labor profesional.

Pombo formaba parte del Consejo Deontológico de la FAPE desde 2004; era miembro de la Academia Hispánica de Filatelia y correspondiente de la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

Alejandro Fernández Pombo  estaba casado y tenía cinco hijos.EFE.doc

Publicado en: Obituarios