Mourinho regresa al Chelsea

José Mourinho ha fichado como nuevo entrenador del Chelsea para las próximas cuatro temporadas. El portugués, que ya dirigió al equipo londinense desde 2004 hasta 2007, se despidió recientemente del Real Madrid, al que entrenó en los últimos tres años.
 EFE/Chema Moya EFE/Chema Moya

Mourinho (Setúbal,  1963) se convirtió en entrenador en una escuela secundaria de Portugal. Trabajó en divisiones inferiores, fue aprendiendo en método y estudio, en formación personal y en trato de grupo.
Pronto le llegó un paso vital para su carrera, cuando se convirtió en asistente-ayudante del entrenador inglés Bobby Robson.
Aquello marcó su futuro. Estuvieron juntos en el Sporting y el Oporto, ayudándole en funciones técnicas y también, ante su buen dominio de varios idiomas, como traductor en conferencias de prensa.
Robson le llevó al Barcelona como tercer técnico. Tras la marcha del inglés, se quedó como ayudante del holandés Louis Van Gaal, precisamente a quien le ganó la Liga de Campeones del Inter ante el Bayern Múnich (2-0).
De Robson y Van Gaal aprendió a tratar al grupo, pero especialmente a quitar presión a los jugadores.
Tras dejar el Barcelona en el verano de 2000, pasó a ser protagonista principal del banquillo.
Inició sin éxito en el Benfica (de septiembre a diciembre de 2000), se fue al Leiria (junio 2001 a enero 2002) hasta que finalmente el Oporto le dio una nueva oportunidad.
Fue allí cuando surgió el Mourinho triunfador. Mostró su método como entrenador y protagonista, surgió el personaje polémico con los medios, incluso críticos con rivales y dominador de vestuario.
Su etapa en el Oporto se cerró con éxito y polémica: en la final conquistó la Liga de Campeones (2004) pero no celebró el triunfo sobre el campo, al retirarse a los vestuarios tras el pitido final, sabedor ya de que abandonaba el club para fichar por el inglés Chelsea.
Algo similar ocurrió a su último éxito, cuando tras ganar con el Inter no regresó a Italia para firmar con el Real Madrid.
Al Chelsea del multimillonario ruso Roman Abramovich también le hizo campeón. Le llevó a la conquista de la ‘Premier’ tras 50 años de sequía y a la final de la Liga de Campeones. Pero el 20 de septiembre del 2007, abandonó el club inglés por discrepancias con la directiva del club.
En verano 2008 fichó por el Inter de Milán y curó sus males en Europa guiándole a una Liga de Campeones que no ganaba desde hacía más de cuarenta años.
Tras ganar dos ligas italianas, se marchó en 2010 en pleno éxito, dejando al club en la cima europea.
Su nuevo reto era el Real Madrid, donde el presidente Florentino Pérez le situó al frente de uno de los mejores equipos de la historia del club, con Cristiano Ronaldo como estandarte.
Pese a las expectativas iniciales, Mourinho no logró lo resultados esperados: no conquistó la décima Liga de Campeones y no superó al Barcelona en el campeonato nacional.
En estos tres años se marcha del Real Madrid habiendo ganado solo tres títulos: una liga, una copa y una supercopa, menos de lo deseado por la afición para un entrenador avalado con la calificación de mejor entrador del mundo en 2004 y 2005, y un balón de Oro de la FIFA en 2010.
El portugués, al que siempre rodea la polémica, regresa a Londres para satisfacer las demandas de victoria de Abramovich.EFE/DOC

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas