Mourinho dice adiós a la afición madridista

El portugués José Mourinho cerró su etapa como entrenador del Real Madrid marchándose del estadio Santiago Bernabéu tras fotografiarse con varios ultras sobre el césped y sin pasar por la sala de prensa para ofrecer la habitual conferencia.
EFE/Juan Carlos HidalgoEFE/Juan Carlos Hidalgo

Mourinho, que despide la temporada del Real Madrid en blanco, nació en Setúbal el 26 de enero de 1963. Hijo del exguardameta del Setúbal y entrenador, Felix Mourinho, que dirigió al lisboeta Os Beleneses, al que ayudaba en su juventud en tareas de seguimiento de los equipos rivales. Cursó estudios en el Instituto Superior de Educación Física y durante los años 1980 a 1987 fue futbolista en varios equipos de Segunda.
Se inició como segundo entrenador del modesto Estrela Amadora en la temporada 1990-91, desempeñando igual labor en el FC Oporto desde la de 1993-94, con el croata Tomislav Ivic, y desde enero de 1994 trabajó a las órdenes de Bobby Robson, al que acompañó en el banquillo de FC Barcelona, desde mayo de 1996, poco después de logar la Liga portuguesa.
Dirigió su primer gran equipo en 2000 cuando se hizo cargo del Benfica durante dos meses y medio. Al año siguiente se sentó en el banquillo del Uniao de Leiría y de ahí pasó al Oporto, equipo con el que logró dos Ligas, la Copa de Portugal y la Supercopa, además de la Copa de la UEFA y la Liga de Campeones.
En 2004 abandonó el fútbol portugués y se embarcó hacia la liga inglesa como flamante entrenador del Chelsea, con un sueldo anual de 7,5 millones de euros anuales, el más alto de la Premier League.
Las polémicas que protagonizó en el equipo inglés y sus desavenencias con el presidente del club, Roman Abramovich, le llevaron hasta el fútbol italiano donde se hizo cargo del Inter de Milán, con el que logró los dos títulos de Liga, la Copa de Italia de 2010, la Supercopa de Italia de 2008 y la Liga de Campeones 2010.
Tras su paso por el fútbol italiano aterrizó en España como entrenador del Real Madrid. Con los merengues ha conseguido una Copa de Liga, una Copa del Rey y una Supercopa.
Pero la herencia que el portugués deja en el equipo blanco es la de un colectivo dividido por sus controvertidas decisiones y una afición fracturada entre los que idolatran al portugués y los que han celebrado su marcha. EFE/doc

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Protagonistas