Montserrat Caballé protagoniza el concierto “Voces para la Esperanza”

La soprano Montserrat Caballé ha protagonizado en la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona el concierto solidario "Voces para la esperanza", para impulsar la investigación del cáncer en el Hospital Clínic de Barcelona.
EFE/Archivo/Alberto Morante

EFE/Archivo/Alberto Morante

 

   Una de las grandes cantantes de Ópera del siglo XX y XXI, nació el 12 de abril de 1933 en Barcelona.

   En 1991 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes “ex aequo” con otros grandes de la lírica española: Victoria de los Ángeles, Teresa Berganza, Pilar Lorengar, Alfredo Kraus, Plácido Domingo y José Carreras.

    La cantante, que el 7 de enero de 2012 celebró los 50 años de su debut en el Liceo de Barcelona,  se graduó en el Conservatorio del Liceo en 1954 y, amplió conocimientos en Italia.

   Aunque cantó por primera vez en el Liceo el 13 de abril de 1953, un año antes de finalizar sus estudios de canto, su primera aparición  profesional en este Gran Teatro se produjo el 7 de enero de 1962 con la “Arabella” de Strauss.

    Voz habitual del Festival de Peralada desde su creación en 1987, se siente especialmente unida al Liceo, teatro devastado por las llamas en 1994 en cuyas ruinas cantó Caballé y a cuya reconstrucción destinó 36.000 euros.

   El emblemático teatro la convirtió en 2002 en la primera mujer socia del Círculo del Liceo y le dedicó el libro “Montserrat Caballé, 40 años en el Liceo”.

   En Madrid cantó por primera vez en 1963, en el Palacio de la Música, y fue muy aplaudida con “Ah, pérfido” y el aria “Egmont” de Beethoven.

   En el extranjero, dio su primer recital en Basilea (Suiza), en 1957. Poco después arribaba en la Scala de Milán, el Covent Garden de Londres o en las Óperas de París y Viena.

   De Europa saltó a América. El 20 de abril de 1965 sustituyó en el Carnegie Hall de Nueva York a Marilyn Horne en la “Lucrecia Borgia”‘, con un éxito aplastante, que repitió, con “Fausto”, en la Metropolitan Ópera de esa ciudad.

  Su extraordinaria voz  ha interpretado “La serva padrona” (Pergolesi); “Cossi fan tutte” (Mozart); “Norma” o “I puritani” de Bellini; “La favorita” (Donizetti); repertorio verdiano (“Il trovatore”, “La Traviata”, “Un ballo in Maschera” y “Aida”); y las heroínas “Isolda” y “Sieglinde” de Wagner, así como el cuarteto de Puccini (“Tosca”, “La Bohème”, “Madame Butterfly” y “Turandot”); la “Adriana Lecouvreur” de Cilea; o la “Salomé” de Strauss.

   En su brillante carrera quedan su actuación en la Casa Blanca de 1985, invitada por Nancy Reagan en una gala ofrecida al Rey Fahd de Arabia Saudí; las ovaciones que en 1987 resonaron en el Liceo, la Scala y Salzburgo o el entrañable homenaje que le dedicó el madrileño Teatro de la Zarzuela en 1988, por sus bodas de plata. También su  actuación, en 1988,  junto al cantante Freddie Mercury, con quien grabó el disco “Barcelona” y cuyo tema central abanderó los Juegos Olímpicos Barcelona’92.

     Embajadora de buena voluntad de la ONU ha colaborado con organizaciones internacionales, como la UNESCO, y con la formación política CiU, en el último puesto de candidatura y sin ser elegida, en las elecciones de junio de 1993.

En 1998 actuó en el remodelado Teatro Real de Madrid y sacó el disco “De todo mi corazón”.

  Fuera del “bel canto  ha unido su voz a artistas como Mercury (Queen), Bruce Dickinson (Iron Maiden), Al Bano y Romina Power, Carlos Cano, Los del Río, Lole y Manuel o Diego “El Cigala”.

   Madre de la también soprano Montserrat Martí, en cuya compañía debutó en Londres en 1993,  cantaron juntas en el concierto benéfico por Ruanda (1994), en la Catedral de Palma de Mallorca, y desde entonces suelen compartir escenario.

    En 2007, cantó el estreno operístico “La hija del regimiento” (Donizetti)  en Viena, que le otorgó el  título de “Kammersänger”; en el Festival de Taormina (Italia);  el Teatro Romano de Mérida  o  en Georgia.

    En 2008 lanzó el vídeo promocional de Expo Zaragoza y actuó en el Concierto Olímpico Barcelona-Pekín en el Palau de la Música de Valencia, por su 75 cumpleaños.

   Impulsora del Concurso Internacional de Canto,  ha declarado su intención de retirarse cuando cumpla 80, el 12 de abril de 2013, con una “turné de adiós”.

    Casada desde 1964 con el tenor  Bernabé Martí Remacha, tienen  dos hijos, uno de ellos, la soprano Montserrat Martí.  
EFE/DOC

Publicado en: Protagonistas