#MeToo, un movimiento telúrico nunca antes visto en Hollywood

El New York Times destapó en octubre los abusos sexuales del productor Harvey Weinstein, uno de los más poderosos de Hollywood durante décadas. Desde entonces, el movimiento #MeToo ha motivado cientos de testimonios contra miembros de la comunidad cuyo futuro en la industria pende de un hilo.
Mujeres del movimiento #MeToo  contra los abusos sexuales, se manifiestan en París. EFE/ARCHIVOMujeres del movimiento #MeToo contra los abusos sexuales, se manifiestan en París. EFE/ARCHIVO

Los integrantes de ese movimiento, en su mayoría mujeres, fueron elegidos recientemente como Persona del Año por la revista Time.

La publicación consideró que quienes han roto el silencio sobre este tema tabú desde distintos ámbitos han dominado la atención durante este año y han conseguido que la sociedad deje de ver como “aceptable” lo “inaceptable”, aseguró el editor en jefe de la revista, Edward Felsenthal.

El caso Weinstein desató una ola de denuncias contra otras figuras del cine que se extendió a los medios de comunicación y a círculos políticos, en muchas ocasiones por casos que se registraron hace años y se mantuvieron en silencio.

En el terreno cinematográfico, Kevin Spacey, John Lasseter, Brett Ratner, Ben Affleck, Louis CK, Dustin Hoffman, James Toback, Jeffrey Tambor, Geoffrey Rush, Steven Seagal, Jeremy Piven, Matthew Weiner o Ed Westwick son algunas de las figuras salpicadas por las revelaciones de las últimas semanas.

Y las consecuencias no se hicieron esperar.

Spacey fue despedido de la serie “House of Cards” y eliminado del montaje final de “All the Money in the World”, siendo sustituido a última hora por Christopher Plummer.

Lasseter, jefe creativo de Pixar y Walt Disney Animation Studios, anunció que se tomaba una excedencia de seis meses tras reconocer comportamientos fuera de lugar y que se propasó con su personal.

Warner Bros rompió relaciones con Ratner tras conocerse las acusaciones de agresión sexual en su contra.

Todos los acusados, en mayor o menor grado, han visto afectadas sus carreras y en el ámbito del periodismo y de la política se han producido también renuncias y despidos por estos motivos.

Incluso el congresista estatal de Kentucky Dan Johnson, un polémico pastor evangélico, llegó a pegarse un tiro en un puente cerca de Louisville esta semana tras ser acusado de abusos por parte de una mujer que era menor de edad cuando se produjeron los hechos.

Como apuntó a Efe el cineasta Alejandro González Iñárritu, esta situación no se limita únicamente a Hollywood, sino que considera que es reflejo de una sociedad profundamente machista.

“La misoginia y la estupidez del macho de pensar en la mujer como un objeto es un fenómeno cultural de un primitivismo tremendo”, señaló el mexicano. “La sistematización del abuso y la humillación de la mujer es lamentable. Me encanta este fenómeno como respuesta a esa mentalidad retrógrada”, añadió.

En ese sentido también se manifestó su compatriota Gael García Bernal, que vio cómo Roy Price, presidente de Amazon Studios, compañía que produce su serie “Mozart in the Jungle”, dimitió tras ser acusado de acoso sexual. EFE/DOC

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Protagonistas