EEUU MATANZA

Un mes de la matanza de Orlando

Este 12 de julio se cumple un mes del asesinato de 49 personas y otras 53 heridas en el club Pulse de Orlando (Florida), cuando un individuo leal al Estado Islámico llevó a cabo la peor matanza por arma de fuego en la historia de EEUU.
La policía mantiene un cordón de seguridad sobre la discote Pulse de Orlando, donde hace el 12 de junio un inviduo asesinó a 49 personas y dejó heLa policía mantiene un cordón de seguridad sobre la discote Pulse de Orlando, donde hace el 12 de junio un inviduo asesinó a 49 personas y dejó heridas a otras 53.EPA/CRISTOBAL HERRERA

La Noche Latina que se celebraba en el club Pulse se convirtió en un infierno a partir de las dos de la madrugada (06.00 GMT) del 12 de junio. Una persona armada, Omar Mir Seddique Mateen, con una pistola y un rifle de asalto empezó a disparar sobre los que estaban en este centro de diversión de la comunidad LGTB.

El balance de la masacre fue 49 personas fallecidas y otras 53 heridas de diversa consideración. La mayoría de ellos tenían origen latino, y más en concreto, de Puerto Rico, de donde procedían 23 de los asesinados.

Lo ocurrido en el club Pulse constituye se convirtió en la peor matanza de la historia de EEUU provocada por tiroteos masivos.

El autor de la tragedia, que falleció por los disparos de la policía que entró al local para liberar a los rehenes, llamó poco antes de iniciar el tiroteo al teléfono de emergencia 911 y declaró su lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Mateen fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) a causa de su posible vinculación con grupos terroristas, pero “no constituyó una amenaza en ese momento”, según la policía federal.

Había nacido en 1968 en Nueva York y era un estadounidense de origen afgano, que residía en una localidad cercana a Orlando.

La discoteca Pulse, muy frecuentadas por la comunidad gay de la zona, había organizado para ese trágico sábado una Noche Latina, dedicada a ritmos como bachata y reguetón, por lo que un alto porcentaje de las víctimas que allí se hallaban eran de origen hispano, una comunidad que representa el 29 % de la población de Orlando, famosa en todo el mundo por sus parques temáticos y de atracciones.

El presidente de EEUU, Barack Obama, urgió al Congreso a actuar para alejar las armas de asalto de los terroristas en el país.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos