Medidas de la reforma de los planes de pensiones, en España

El Gobierno ha dado luz verde al real decreto ley que permite a quienes ahorran en planes de pensiones rescatar su dinero a los diez años, a partir de 2025, y rebaja las comisiones de gestión de estos productos.
En la imagen dos jubilados pasan ante sucursales de Caixa Penedès y Caixa Laietana, dos entidades de ahorro. EFE/Archivo/Toni GarrigaEn la imagen dos jubilados pasan ante sucursales de Caixa Penedès y Caixa Laietana, dos entidades de ahorro. EFE/Archivo/Toni Garriga

 

La aprobación definitiva supone que ya no será necesario que el ahorrador se encuentre en una situación excepcional, ya sea paro de larga duración, enfermedad grave o riesgo de desahucio, como se exigía hasta ahora, para poder recuperar su dinero.

Se pretende que sean más atractivos este tipo de producto bancario -planes de pensiones-, con el objetivo de “estimular” el ahorro privado y una rebaja de las comisiones de gestión.

Aunque se busque incentivar el ahorro privado, el Gobierno ha querido mandar un mensaje de tranquilidad porque “las pensiones públicas en España son un derecho, que este Gobierno se ha encargado de garantizar”.

Desde el Ministerio de Economía se cree que la posibilidad de poder recurrir al dinero ahorrado en planes de pensiones una vez transcurridos diez años desde la aportación de los fondos será clave también para que los jóvenes también contraten este tipo de producto.

Frente a lo actual, la entrada en vigor del nuevo texto permitirá que cualquier aportación a un plan de pensiones pueda retirarse en un plazo de diez años y, para aquellos casos en los que el dinero se depositara con anterioridad, la fecha de corte aprobada es a finales de 2015.

 

AÑO 2025

Una vez pasados los diez años, a partir de 2025 se abrirá una ventana para que ocho millones de ahorradores dispongan del dinero depositado en sus planes de pensiones al cierre de 2015, cuando ascendía en planes individuales a 68.000 millones. Y las aportaciones realizadas con posterioridad a 2015 deberán dejar transcurrir los diez años correspondientes.

Más de ocho millones de ciudadanos cuenta con algún tipo de plan de pensiones, esto es unos 106.000 millones de euros. La nueva medida de rescatar el dinero afectará a todos los ahorradores pero “con un importante matiz solo afectará a las aportaciones realizadas a partir de 2015”.

Inverco, la patronal de fondos, indica que desde finales de 2014 el patrimonio en planes de pensiones se ha ido incrementando, hasta los 110.076 millones a cierre de diciembre de 2017.

En cuanto a las comisiones de gestión, el real decreto las diferencia según tres tipos de fondos de pensiones. Se aplica un máximo del 0,85 % para fondos de renta fija, lo que supone una disminución de 65 puntos básicos frente al límite actual; un tope del 1,30 % para fondos mixtos, 20 puntos básicos menos; y del 1,50 % para fondos de renta variable, igual que ahora.

Con los nuevos porcentajes, la comisión media calculada según la distribución del patrimonio entre los diferentes tipos de fondos baja del 1,50 % al 1,25 %.
A su vez, se reduce la comisión máxima de depósito de 0,25 % al 0,20 %, añade Economía.

Esta bajada de comisiones máximas se suma a la ya realizada en 2014, que supuso entonces una caída del 30 %.  La reducción de los costes de gestión y depósito tendrá un efecto positivo en la rentabilidad neta que obtienen los partícipes por sus ahorros, especialmente en los fondos de pensiones de renta fija, que se han visto afectados por los bajos tipos de interés.

El real decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, excepto la aplicación de los nuevos límites de las comisiones de gestión y depósito, que lo hará a los dos meses desde la fecha de su publicación en el BOE.

Además, se actualiza la regulación de las inversiones de los fondos de pensiones con el objeto de poner al día las referencias que el reglamento de planes y fondos de pensiones hace a otra normativa financiera nacional y comunitaria en vigor.
Asimismo, se incluyen expresamente como activos aptos para los fondos de pensiones las participaciones en los Fondos de Capital Riesgo Europeos y los Fondos de Emprendimiento Social Europeo.

1987

Los Planes y Fondos de Pensiones comenzaron en España con la Ley 8/1987 de 8 de junio. Esta Ley vino a ordenar una figura que no estaba regulada específicamente en el ordenamiento jurídico español, se cubría así un vacío del sistema financiero español.

En el Consejo de Ministros del 29 de noviembre de 2002 se aprobó el Real Decreto Legislativo conteniendo el Texto Refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.

Dos años después, el 24 de febrero de 2004 se aprobó el Reglamento que desarrolla la Ley. Ese texto refundido vendría a aclarar, simplificar y sustituir la anterior legislación dispersa sobre Planes de Pensiones.

El 29 de noviembre de 2002, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, cumpliendo con lo ordenado en la ley de Acompañamiento del año pasado, que otorgaba al Ejecutivo el plazo de un año para que se aprobara un texto refundido que integrara la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones de 1987 y todas sus reformas posteriores. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen