Matas, segundo presidente que va a la cárcel y cuarto con pena de prisión

El expresidente del Govern balear Jaume Matas es el cuarto presidente condenado a pena de prisión y el segundo, tras Gabriel Urralburu, que ingresará, después de que el Gobierno le haya denegado el indulto solicitado.
El expresidente del Gobierno balear, Jaume Matas saliendo de los juzgados de Palma. EFE/ARCHIVOEl expresidente del Gobierno balear, Jaume Matas saliendo de los juzgados de Palma. EFE/ARCHIVO

Matas debe cumplir una pena de 9 meses por tráfico de influencias y une su nombre a la lista de presidentes condenados a penas de prisión durante ejercicio de su mandato, como ya fueron el expresidente de Navarra Gabriel Urralburu; de Cantabria Juan Hormaechea y de Aragón José Marco.
El primer presidente autonómico condenado a pena de prisión fue Gabriel Urralburu, presidente socialista de Navarra entre 1984 y 1991, sentenciado en septiembre de 1998 por la Audiencia de Navarra a once años de prisión, nueve de inhabilitación para cargo público y multa de 4.700.000 euros por sendos delitos de cohecho continuado y contra la Hacienda Foral.
El 28 de marzo de 2001, el Tribunal Supremo estimó parcialmente los motivos de casación interpuestos por Urralburu y le redujo la condena de once a cuatro años de prisión por un delito continuado de cohecho.
Ingresó en prisión en marzo de 2003, obteniendo poco después el tercer grado.
Juan Hormaechea (Unión para el Progreso de Cantabria), presidente de Cantabria entre 1987 y 1995, fue condenado en 1994 a 6 años de prisión y 7 años de inhabilitación absoluta por un delito de malversación de caudales públicos.
Tras varios recursos, el Tribunal Supremo confirmó en 2004 la condena de 3 años de cárcel y 13 de inhabilitación. No ingresó en prisión al ser indultado.
El socialista José Marco, presidente de Aragón entre 1993 y 1995, fue condenado en junio de 1995 por la Audiencia Provincial de Zaragoza a 13 meses de cárcel y 6 años de inhabilitación por malversación de caudales y falsedad en documento público en el denominado “caso del Sillón”.
En 1999 fue también condenado, en el caso de espionaje a políticos, por la Audiencia de Zaragoza a 9 meses de prisión y dos años de inhabilitación absoluta por malversación y a seis meses y un día de prisión por falsedad en documentos públicos, penas por las que, según el nuevo Código Penal, no tuvo que ingresar en la cárcel.
Eludió la prisión tras un acuerdo con las acusaciones y devolver 87.146,76 euros.
Matas, que fue presidente de la Comunidad Autónoma de Baleares en dos periodos (1996-1999 y 2003-2007), fue condenado por el Tribunal Supremo el 15 de julio de 2013 por un delito de tráfico de influencias a las penas de nueve meses y un día de prisión, multa de 6.000 euros e inhabilitación para cargo electivo por tiempo de cuatro años, seis meses y un día.
El tribunal declaró probado que en 2003, como presidente de Baleares, utilizó su autoridad jerárquica para presionar a un funcionario para la concesión de una subvención.EFE/DOC

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Documentos