Marruecos suspende contactos con las instituciones europeas

El Gobierno de Marruecos anunció de forma oficial que "suspende todo contacto con las instituciones europeas", y así lo notificó al embajador de la UE en Rabat, Rupert Joy.
En la imagen el rey Mohamed VI de Marruecos. Foto/Efe-ArchivoEn la imagen el rey Mohamed VI de Marruecos. Foto/Efe-Archivo

No obstante, la portavoz del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea (UE) Catherine Ray, ha defendido la actitud adoptada por la UE de evaluar las implicaciones de la decisión marroquí y ha expresado el deseo de la Unión de restablecer cuando antes los lazos y la cooperación.
El conflicto entre la UE y el gobierno de Marruecos comenzó el 10 de diciembre de 2015, cuando el Tribunal de Justicia Europeo anuló un acuerdo comercial de productos agrícolas y pesqueros firmado en 2012 por incluir en sus términos el Sáhara Occidental, cuando es un territorio cuya soberanía no está reconocida internacionalmente.
Aunque el fallo judicial fue recurrido incluso por el Consejo de Ministros europeo, el gobierno de Marruecos expresó su “decepción ante la gestión opaca que ciertos servicios de la UE han hecho de esta cuestión”, señala la declaración leída por el portavoz.
Además, el gobierno critica a las “altas autoridades europeas” por haber mostrado en un primer momento una actitud “prometedora”, para pasar después a “una actitud desleal que hace caso omiso del debido respeto entre socios”.
“Marruecos no puede aceptar ser tratado como simple objeto de un procedimiento judicial, ni pasar de mano en mano entre los distintos servicios e instituciones de la UE”, añade la declaración, que pone las relaciones entre Marruecos y la UE en su momento más bajo.
Marruecos es el primer beneficiario de la ayuda financiera de la llamada política europea de vecindad, con 200 millones de euros anuales, tiene un “estatuto avanzado” dentro de su acuerdo de asociación y negocia actualmente un ambicioso “Acuerdo de libre cambio completo y profundo”.
Pero además, es calificado con frecuencia de “socio ineludible” de la UE y de sus países por separado en dos de las materias más sensibles de estos últimos años: la lucha contra el yihadismo y el control de las fronteras exteriores (concretamente las españolas) de la Unión.Efe/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos