María José Rienda, primera mujer al frente del CSD

María José Rienda se convirtió en la primera mujer nombrada presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), cargo al que llega con la doble experiencia de ser la esquiadora española con más victorias en la Copa del Mundo y con las responsabilidades ocupadas hasta ahora en la Junta de Andalucía.
María José Rienda en una rueda de prensa en Madrid. Efe-Archivo/Emilio NaranjoMaría José Rienda en una rueda de prensa en Madrid. Efe-Archivo/Emilio Naranjo

Desde su retirada en 2011 la esquiadora granadina se ha mantenido vinculada al deporte, en el plano de la gestión, primero como directora del programa deportivo de Sierra Nevada y después como responsable de actividades y promoción del deporte de la Junta de Andalucía, cargo que desempeñaba desde hace tres años.
Nacida a los pies de Sierra Nevada en la localidad de Monachil (1975), Rienda empezó a esquiar de pequeña y a los diez años ya competía. Después de su primer título nacional de eslalon y gigante en 1988 se incorporó al equipo nacional, desde el que su progresión como deportista no dejó de crecer.
Tras los buenos resultados en la Copa de Europa debutó en la Copa del Mundo en 1994, en la que pudo celebrar la victoria en seis pruebas antes de sufrir dos graves lesiones de rodilla que condicionaron su carrera durante casi tres años. Pese a éstas regresó a las pistas para consolidarse como uno de los grandes nombres propios del deporte de nieve en España.
El 15 de abril de 2011, sobre las pistas de Sierra Nevada, rubricó con tres medallas en los Campeonatos de España -un oro en eslalon, una plata en el gigante y un bronce en el supergigante- una longeva carrera en la según sus palabras “pasó por todo” y vivió “experiencias” importantes para su futuro.
La granadina vivió en primera persona la dureza de una lesión cuando en noviembre de 2006, preparando la temporada en Colorado (EEUU), sufrió la rotura del ligamento lateral interno, del cruzado anterior y del menisco de su rodilla derecha, que le obligó perdérsela en su totalidad.
Aunque reapareció en enero de 2008, meses después en Aspen (EEUU) volvió a toparse con la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda y de nuevo pasó en blanco la temporada (2008-2009).
Su empeño la permitió reaparecer en octubre de 2009 y en 2010 encabezó la delegación española que participó en los Juegos Olímpicos de Vancouver, los quintos para la granadina, que al año siguiente aparcó los esquís pero se mantuvo al lado del deporte.
Los cargos que ha desempeñado desde 2011 completan el currículum de una deportista que atesora todas sus victorias en la disciplina de gigante y que compitió en cinco Juegos Olímpicos -Lillehammer’94 (Noruega), Nagano’98 (Japón), Salt Lake City 2002 (EEUU) -en los que fue diploma (6a)-, Turín’06 (Italia) -donde partía como favorita al oro y se tuvo de conformar con el decimotercer puesto- y Vancouver’10 (Canadá) .
En Mundiales, debutó en los de Sierra Nevada’96, en su casa, y también representó a España en los de Sestriere’97 (Italia), Vail’99 (EEUU), Sankt Anton’01 (Austria), St. Moritz’03 (Suiza), Bormio’05 (Italia) y Garmisch-Partenkirchen’11 (Alemania).
En Copa del Mundo, logró su primera victoria en el gigante de Are (Suecia), el 20 de febrero de 2005, y cerró el círculo en el de Hafjell (Noruega) el 5 de marzo de 2006, tras ganar pruebas de esa disciplina en Lenzerheide (Suiza), Aspen (EEUU) y otras dos más, en dos jornadas consecutivas, en la estación alemana de Ofterschwang (Alemania).
A esto sumó otros cinco podios en Copa del Mundo -el primero de ellos, al ser tercera en el gigante de Soelden (Austria) en 2003-, antes de sufrir las dos graves lesiones de rodilla
Entre sus reconocimientos cuenta con las medallas de bronce (2002) y oro (2011) de la Real Orden del Mérito Deportivo y la Medalla de Oro de Andalucía (febrero de 2009), además de ser elegida tres veces consecutivas mejor deportista de Andalucía (2004, 2005 y 2006). EFE