El marfileño Gbagbo, un expresidente juzgado por la Corte Penal Internacional

La Corte Penal Internacional (CPI) inicia el juicio contra el expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo, acusado de crímenes de lesa humanidad en la ola de violencia postelectoral que causó 3.000 muertos entre 2010 y 2011.
 El expresidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo. Efe-Archivo/Nic Bothma El expresidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo. Efe-Archivo/Nic Bothma

Gbagbo es el primer exjefe de Estado juzgado en la CPI desde su puesta en marcha en julio de 2002 y se sienta en el banquillo junto a Charles Blé Goudé, el que fue su ministro de Juventud y Empleo.
Ambos tendrán que responder por la ola de violencia generada después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2010, en las que se declaró vencedor al entonces candidato de la oposición y hoy presidente, Alassane Ouattara.
Los dos están acusados de ser responsables indirectos -los crímenes fueron cometidos por militares y milicianos bajo su mando- de cuatro cargos por crímenes de lesa humanidad: asesinato, violación, persecución y otros actos inhumanos
Considera esta una oportunidad para que Costa de Marfil cierre sus heridas, existe no obstante cierta inquietud entre la sociedad civil marfileña, que considera que el proceso de reconciliación en el país no estará completo hasta que también se lleve ante la justicia a los líderes de las fuerzas pro Ouattara, que cometieron numerosas atrocidades contra la población durante el conflicto.
Hasta ahora, los tribunales marfileños han juzgado y condenado a decenas de altos cargos del régimen del expresidente, entre ellos a su mujer, Simone Gbagbo -sentenciada a 20 años de cárcel-, y a su hijo, Michel Gbagbo, condenado a cinco años.
El teniente coronel Cherif Ousmane, subcomandante de la guardia presidencial de Ouattara, y el teniente coronel Losseni Fofana son los dos únicos oficiales de alto rango del bando del presidente que han sido acusados formalmente, aunque existen serias dudas sobre la imparcialidad del juicio.
Laurent Gbagbo fue presidente de Costa de Marfil de 2000 a 2011, pese a que en 2010 perdió las elecciones.
Gbagbo se resistió a dejar el cargo a Alassane Outtara, vencedor de los comicios, e incluso llegó a jurar su cargo.
La situación sumió al país en una guerra civil y tras meses de combates, en abril de 2011, el Gobierno francés consiguió que se rindiera. Finalmente fue arrestado por las fuerzas de Outtara. Efe/Doc