Manuela Mena, la primera mujer subdirectora del Prado (1981-1996)

Manuela Mena, conservadora-Jefe del Museo del Prado y gran autoridad mundial en Goya, además de experta en Pintura italiana del XVII y XVIII, se jubila a sus 69 años y después de haber permanecido 40 años de servicio en esta institución, de la que fue la única mujer en llegar a su subdirección, entre 1981 y 1996.
Manuela Mena, la primera mujer subdirectora del Prado (1981-1996)

    Manuela Mena, conservadora-Jefe del Museo del Prado y gran autoridad mundial en Francisco de Goya,  se jubila a sus 69 años y después de haber estado 40 años de servicio en esta institución, de la que has sido, hasta la fecha, la única mujer en ocupar la Subdirección, y durante quince años. 

    Manuela Mena (Madrid,  1950), se licenció y doctoró en Historia del Arte por la Universidad Complutense y fue becada entre 1973-1974 fue becada por  la Fundación de Estudios de Historia del Arte Roberto Longhi, en Florencia.  Después en 1976 vivió en EEUU con otra beca de cooperación cultural  en Museología.  Becada después por la Fundación Juan March, Mena fue después profesora en el departamento de Historia del Arte en la Facultad de Historia de la Complutense de Madrid.

En 1978 comenzó a colaborar con el Museo del Prado, y en 1980 obtuvo, por oposición la plaza de conservadora jefa.   En 1981 fue nombrada subdirectora del Museo del Prado  a propuesta del entonces director, Federico Sopeña, y después ratificada también con su sucesor, Javier Tusell.  Manuela Mena fue la primera mujer en ocupar este alto cargo.

Permaneció en la subdirección hasta mayo de 1996, coincidiendo con el nombramiento de Fernando Checa como
nuevo director de la pinacoteca. Checa aprobó un nuevo decreto que reformaba la institución y que, entre otras medidas, eliminaba la subdirección, en una etapa que los cargos duraban seis meses y después desaparecían del museo, cuenta ella.

Le llegaron a ofrecer, entonces, la Academia de España en Roma, pero ella prefirió elegir un área del museo y eligió la de Goya, donde permaneció hasta su jubilación. El motivo según explica la conservadora fue “que Goya no había sido bien estudiado en profundidad, estaba un poco descuidado, prevalecían más leyendas y errores que verdades científicas”.

Además de Goya, del que se ha convertido en la mayor autoridad científica, ha llegado a poner en duda la autoría del famoso ‘Coloso’, suscitando una gran revuelo.  Ahora recogerá el Premio de la Fundación de Amigos del Museo del Prado.EFE/DOC 

 

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas