Maga, ventana literaria de Panamá

La revista Maga, fundada en el año 1984, proyecta la escritura de los autores nacionales panameños pero también dialoga con las escrituras de la región.
ortada aniversario del número 80 de la revista literaria Maga de Panamá. Foto cedida. EFE
ortada aniversario del número 80 de la revista literaria Maga de Panamá. Foto cedida. EFE

 

– Margarita Vásquez, directora de la Academia Panameña de la Lengua y ensayista, concede un valor protagónico a Maga, según comenta, por reunir voces distintas y procurar recoger esta fiesta de estilos y provocaciones que, al final, es la palabra.

– Danae Brugiati, cuentista y ensayista panameña, observa que Maga “es una plataforma que proyecta la literatura, la hace crecer y mirarse a sí misma, además de descubrir los buenos rumbos que debe tomar la escritura”.

– Enrique Jaramillo Levi, fundador de la revista, ensayista, cuentista y referente de la cultura panameña comenta: “Maga aporta a las letras de Panamá un enorme número de textos valiosos, tanto de autores nacionales de prestigio, como de talentos inéditos y de escritores de otros países de Latinoamérica”.

 

 

Violeta Villar Liste

 

Maga nació hace 80 números. La emblemática revista cultural y literaria de la República de Panamá fue fundada en el año 1984 y, de ese año a esta época, ha llevado en sus páginas tan buena carga como la que a diario transita por el Canal.

Una revista que, en su último número, Incluye los cuentos de los autores panameños Giovanna Benedetti, Álvaro Menéndez Franco, David Róbinson, Luigi Lescure, Dennis Smith, Ela Urriola, Dimitrios Gianareas, Carlos Fong, Sonia Ehlers, Matitza López-Lasso y Gloriela Carles Lombardo.

También aparecen relatos de Francisco Moreno Mejías (español residente), Carolina Fonseca (venezolana residente) y Silvia Fernández-Risco (mexicana) y celebra los cuentos de los escritores invitados, Mónica Lavín, Ana García Bergua, Rogelio Guedea y Ethel Krauze (mexicanos); Julio Escoto y María Eugenia Ramos (hondureña).

Se dan cabida en sus páginas a poemas de Eyra Harbar Gómez, así como ensayos de Salvador Medina Barahona y Enrique Jaramillo Levi, además de las tradicionales secciones: Entrevista, Taller, reseñas e información cultural de la Universidad Tecnológica de Panamá.

La portada e ilustraciones de Maga en su número 80 son del arquitecto y artista Enrique Jaramillo Barnes, quien se ha encargado en las últimas ediciones de convertir las portadas en verdaderas obras coleccionables.

Aborda con ingenio y creatividad la propuesta gráfica, en coherencia con el objetivo mayor de la publicación: ser una ventana del alma de la cultura y la literatura que se produce en Panamá y otras fronteras.

 

PALABRA MULTICULTURAL

Margarita Vásquez, directora de la Academia Panameña de la Lengua y ensayista, concede un valor protagónico a Maga, según comenta, por reunir voces distintas y procurar recoger esta fiesta de estilos y provocaciones que, al final, es la palabra.

Concede a la publicación el rigor de constituir la única revista literaria actual de Panamá, con evidentes elementos latinoamericanos, caribeños e hispánicos y escrituras que responden a la multiculturalidad nacional con raíces en lo “indígena, lo chino, lo africano o lo angloparlante”.

Danae Brugiati, cuentista y ensayista panameña, observa que Maga “tiene una importancia vital y fundamental porque convoca en sus páginas, y con su existencia, a los creadores panameños en los diferentes géneros. Además, ayuda al crecimiento y descubrimiento de los nuevos autores. Es una plataforma que proyecta la literatura, la hace crecer y mirarse a sí misma, además de descubrir los buenos rumbos que debe tomar la escritura”.

Al analizar al autor panameño, de una a otra generación, observa que los escritores fundacionales son más realistas y basan sus textos en experiencias vivenciales.

En el caso de los actuales, predomina el manejo de los tiempos y la creación de un segundo plano de lo real.

Concede importancia vital al Premio Centroamericano de Literatura Rogelio Sinán, de carácter anual, convocado cada año por la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) desde 1996 que, además de tener siempre un jurado internacional aportado por México a través de su embajada con sede en Panamá, proyecta la imagen cultural del país y establece un diálogo fructífero con los autores de la región.

 

DIÁLOGO DE TEXTOS

Enrique Jaramillo Levi, fundador de la revista, ensayista, cuentista y referente de la cultura panameña, habla en tiempo presente, del pasado y futuro de la publicación.

-¿En qué se parece Maga (el personaje de Cortázar) a Maga la revista?.

-Maga nace en Panamá el mes que muere Cortázar (febrero de 1984), de quien era en esa época ferviente admirador. El nombre de la revista es un homenaje póstumo a él, ya que uno de sus más singulares personajes tiene el apodo de La Maga en su famosa novela Rayuela. Pero también la bauticé así porque hacer cultura en Panamá es como sacar conejos del sombrero y ases de la manga.

– ¿Cuál es el aporte de Maga a la cultura panameña?.

– Aporta a las letras de Panamá un enorme número de textos valiosos, tanto de autores nacionales de prestigio, como de talentos inéditos y de escritores de otros países de Latinoamérica. Es, por tanto, una puesta al día de la producción literaria del país. En Maga se han iniciado, en diversas épocas, el 30% de los actuales escritores de Panamá.

– Maga es un espacio en el cual dialogan autores de diferentes países? .

– Así es: se trata de un diálogo virtual entre textos y autores muy diversos, que a menudo llega a convertirse en un diálogo real, personal, de creadores literarios que no pocas veces se conocen a través de la revista, incluidos los lectores.

-¿Cuáles son los criterios para seleccionar a los invitados internacionales?.

– Los criterios de selección de material local o internacional han sido siempre los míos. Pero tiendo a ser muy riguroso en este sentido. Por otra parte, a Maga le ha pasado de todo: enconchamiento local sin remedio, viajes internacionales en las maletas de los interesados o por correo aéreo; viajes astrales como buena Maga que es. Además de que ha muerto y resucitado tres veces en sus cuatro épocas de existencia. En 2008 trasfiero la revista a la Universidad Tecnológica de Panamá, que la publica dos veces por año, y me dejan como director.

-México es siempre un referente constante. ¿Cómo dialogan Panamá y México en esta y otras ediciones?.

-Panamá y México, mi segunda patria, a menudo dialogan en Maga. Yo me formé como escritor en ese país, y conozco a muchos autores mexicanos. Algunos van apareciendo en sus páginas. En este número de aniversario, publicamos cuentos de Ethel Krauze, Mónica Lavín, Rogelio Guedea y Ana García Bergua.

-Curiosamente, la más científica y tecnológica de las universidades de Panamá asumió en la cuarta etapa de la revista, su preparación y publicación bianual… .

-Cuando la Universidad Tecnológica de Panamá asume en 2008 el compromiso formal de publicar la revista, se lo toma muy en serio. Ellos creen y propugnan una educación integral, y han sabido darle su lugar a las Humanidades y a las Artes. Pero la literatura tiene en la UTP un sitio de privilegio: el Premio Centroamericano de Literatura Rogelio Sinán es el único de carácter internacional que tiene Panamá y lleva 22 años funcionando.

-¿Cuáles son los planes para esta Maga, tan cosmopolita?.

-El único plan para el futuro de Maga es que siga existiendo con rigor y gran dignidad literaria y humana, en beneficio de las letras panameñas. EFE/REPORTAJES

 

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Reportajes