Madrid acogerá oficina de apoyo del sistema Galileo (GSMC)

La Comunidad de Madrid resultó hoy elegida para acoger la oficina de apoyo del Centro de Vigilancia de Seguridad de Galileo (GSMC) tras el "brexit", en una votación en la que participaron representantes de los Estados miembros y de la Comisión Europea.
Fotografía de archivo que muestra una imagen simulada de un satélite del tipo Galileo en su órbita a través de la Tierra. EFEFotografía de archivo que muestra una imagen simulada de un satélite del tipo Galileo en su órbita a través de la Tierra. EFE

 

Madrid se convierte en la sede de uno de los organismos del Centro de Vigilancia de Seguridad del Sistema Galileo (GSMC), el sistema global europeo de Navegación por Satélite (GNSS), que compite con los sistemas GPS y Glonass.

Acoge la nueva oficina de apoyo del GSMC, cuya sede actual está en Swanwick, al sur de Inglaterra, y que por motivos del Brexit debe emplazarse en una nueva ubicación.

En San Martín de la Vega está ubicado el Instituto Tecnológico de la Marañosa, integrado en el INTA y que será el que acoja el Centro de Vigilancia de Seguridad de Galileo (GSMC).

El centro de apoyo, que forma parte integral de la infraestructura del sistema europeo de navegación Galileo, se encarga de vigilar y responder a las amenazas de seguridad; garantizar que la información sensible esté debidamente protegida y como interfaz con los gobiernos para facilitar la encriptación.

La sede del centro matriz, operativo desde finales de 2013, está ubicada en la localidad francesa de Saint-Germain-en-Laye, cerca de París, y cuenta con un equipo aproximado de 30 personas.

El objetivo fundamental de la Comisión Europea en la selección del nuevo emplazamiento para el centro de apoyo consiste en “garantizar que todos los requisitos técnicos y de seguridad se cumplan”.

El Sistema Global europeo de Navegación por Satélite (GNSS) es el equivalente europeo al Global Positioning System (GPS) estadounidense, pero a diferencia de éste, su finalidad y su gestión son exclusivamente civiles.

Galileo también compite con su homólogo ruso, el sistema Glonass, que está a cargo del Ministerio de Defensa.

El proyecto constelación Galileo, que fue lanzado a finales de los noventa y aprobado por la UE en marzo de 2002, busca garantizar la independencia del Viejo Continente en la navegación por satélite y mejorar su posicionamiento.

También conocido como GPS europeo, el programa Galileo ofrece mayor precisión en actividades tan dispares como las transacciones bancarias, la sincronización de las redes de telecomunicaciones, nodos e internet, y en sectores como la energía o la meteorología.

Las principales empresas internacionales de telefonía móvil ya han incorporado a sus nuevos modelos el sistema Galileo, junto al GPS y Glonass. EFE-doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos