Macron pide más Europa

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha abogado ante el pleno de la Eurocámara por reformas que revitalicen el proyecto comunitario y permitan a los ciudadanos europeos sentirse más protegidos gracias a la Unión, si bien no dio grandes detalles sobre cómo llevarlo a cabo.
El presidente francés, Emmanuel Macron, en una rueda de prensa en Bruselas. EFE/ArchivoEl presidente francés, Emmanuel Macron, en una rueda de prensa en Bruselas. EFE/Archivo

Macron se presentó ante el hemiciclo convencido de que una Unión Europea fuerte dentro y fuera de sus fronteras es la mejor respuesta para los escepticismos y nacionalismos.
El presidente francés, que intercambió opiniones sobre el futuro de la UE durante más de tres horas, pidió “más solidaridad” con los refugiados, mayores contribuciones al presupuesto comunitario, crear un presupuesto para la eurozona y aumentar la carga fiscal a la economía digital, viejos deberes sobre cuya resolución no dio planes concretos.
Nacido el 21 de diciembre de 1977, en Amiens (Francia), es diplomado por el Instituto de Estudios Políticos de París (2001) y por la Escuela Nacional de Administración (ENA). Posee además estudios de Filosofía y otras humanidades.
Cercano al Partido Socialista desde los 24 años, fue relator de la «Commission Attali» en 2007.
En 2008 comenzó a trabajar para la Banca Rothschild, donde permaneció cuatro años y alcanzó la categoría de socio. Durante el ejercicio del cargo, dirigió la compra de una filial de Pfizer por parte de Nestlé, por un precio de 9.000 millones de dólares y sustanciosos dividendos.
Macron apostó por la candidatura de Fraçois Hollande en 2011 como presidente de la República y participó activamente en la elaboración de sus discursos y programa.
Con la llegada de Hollande al Elíseo Macron fue nombrado subsecretario general adjunto del Elíseo y en 2014 ministro de Economía del segundo gobierno de Manuel Valls, con quien no dudó en enfrentarse dialécticamente al disentir reiteradamente con la línea gubernamental.
Representante del ala mas liberal del partido, en sólo dos años Macron se convirtió en una referencia para el liberalismo, “más próximo a los empresarios que a los sindicatos”, según sus detractores.
Presentó su dimisión en agosto de 2016, y se puso al frente de su propio movimiento-partido político En Marche! (E. M., las siglas de su nombre y apellido) con el que presentó su candidatura a la presidencia de la República en las elecciones de ese año.
Macron presentó su programa en un multitudinario acto celebrado en París el 10 de diciembre de 2016. Macron se identificó como “el candidato del trabajo”, con propuestas enfocadas a reducir los impuestos a los emprendedores y a mantener en Francia la jornada laboral de 35 horas.
Su alianza electoral con el centrista Bayrou, el escándalo que sorprendió a Fillon, candidato conservador al Eliseo, en plena campaña electoral, y la elección de Hamon al frente de las filas socialistas, contribuyeron en cierta medida a su ascenso en las encuestas.
Tal y como pronosticaban los sondeos, Macron se hizo con la victoria en la primera ronda de las presidenciales, al conseguir el 24% de los votos, apenas un 3% más que Marine Le Pen, su contrincante en segunda vuelta.
El 7 de mayo, fue finalmente elegido presidente electo de la República, al vencer a la ultraderechista con el 66,1% de los votos frente al 33,9 cosechado por ésta.

Publicado en: Protagonistas