Luis Navajas, teniente fiscal del Supremo, asume de forma interina la Fiscalía General tras la muerte de Maza

Luis Navajas, teniente fiscal del Tribunal Supremo, se hará cargo en funciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) hasta que se produzca el relevo de José Manuel Maza, fallecido de forma repentina en Buenos Aires, en un proceso que se prolongará no menos de dos o tres semanas. Tal y como determina la normativa, el teniente fiscal del Supremo tiene entre sus funciones la de sustituir al fiscal general del Estado en caso de ausencia, enfermedad o vacante.
Luis M. Navajas, teniente fiscal del Tribunal Supremo.EFE/Archivo/Sergio Barrenechea Luis M. Navajas, teniente fiscal del Tribunal Supremo.EFE/Archivo/Sergio Barrenechea

LUIS MANUEL NAVAJAS RAMOS (Granada, 1948), es teniente fiscal del Tribunal Supremo.
Hijo de fiscal, tiene otro hermano en la Carrera Fiscal.
Licenciado en Derecho, su primer destino fue en la Fiscalía de la Audiencia de Almería (1975).
Posteriormente, desde noviembre de 1980 ejerció como teniente fiscal en la Audiencia Provincial de Badajoz, donde también fue juez del Tribunal Tutelar de Menores.
Dejó esta Fiscalía extremeña el 17 de julio de 1987, cuando el Consejo de Ministros lo nombró fiscal jefe de la Audiencia Provincial de San Sebastián, sustituyendo en el puesto a Javier Zaragoza.
De su antecesor recibió la causa abierta por la muerte en 1987 de la etarra Lucía Urigoitia, investigación que Navajas concluyó en 1990, pero que en 1995 pidió su reapertura a raíz de una información publicada por el diario “El Mundo” en la que, basándose en un documento del CESID, se aseguraba que agentes del Gobierno habían fabricado pruebas falsas sobre la muerte de la etarra.
Sin embargo, si por algo es conocido Luis Navajas es por el célebre informe que lleva su nombre, “informe Navajas”, una investigación impulsada por él 1989, en la que se denunciaba la implicación del coronel Rodríguez Galindo y otros guardias civiles de la Comandancia de Intxaurrondo (Guipúzcoa) en delitos de contrabando y narcotráfico. Hubo un posterior procedimiento judicial que terminó por ser sobreseído.
En julio de 2003, el Consejo Fiscal, encabezado por el fiscal general Jesús Cardenal, apoyó ascenso en la carrera a fiscal jefe de Sala del Tribunal Supremo, que se aprobó ese mismo mes como plaza de nueva creación
En enero de 2005, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Cándido Conde-Pumpido, lo designó fiscal delegado del Fiscal General del Estado para la dirección y coordinación de las funciones del Ministerio Fiscal en materia de responsabilidad penal de los menores, puesto que desempeñó hasta febrero de 2008.
En enero de 2009 realizó el escrito dirigido al Tribunal Supremo en el que se adhería a la recusación que el juez Baltasar Garzón planteó contra cinco de los siete magistrados del Alto Tribunal que le juzgarían por supuesto delito de prevaricación por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo. Justo dos años después pidió el sobreseimiento de esa causa e incluso cargó contra el instructor de ésta, Luciano Varela. Garzón fue absuelto.
Consiguió su nombramiento como teniente fiscal del Tribunal Supremo el 31 de octubre de 2014.
Con la renuncia de Eduardo Torres-Dulde como fiscal general del Estado, el 19 de diciembre de 2014, Navajas ocupó de forma interina el puesto hasta que Consuelo Madrigal tomó posesión, el 13 de enero.EFE/Doc