Los independentistas pueden perder la mayoría absoluta, según el CIS

El 21 de diciembre los independentistas perderían la mayoría absoluta en Cataluña, Ciudadanos sería la lista más votada, la participación se dispararía y en el incierto panorama que se abriría para formar gobierno los comunes (izquierda) podrían ser determinantes.
Incidentes en el exterior del Pabellón Deportivo de Sant Julia de Ramis (Girona), en donde tenía que votar el presidente de la Generalitat, Carles PIncidentes en el exterior del Pabellón Deportivo de Sant Julia de Ramis (Girona), en donde tenía que votar el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.EFE/Archivo/Andreu Dalmau

 

Carlos Moral

 

Estas son las conclusiones más relevantes que se extraen del sondeo del Centro de Investigaciones Sociologicas (CIS) sobre las elecciones catalanas, realizada entre los días 23 y 27 de noviembre y que, con 3.000 encuestas, es el mayor estudio demoscópico sobre los comicios.

De acuerdo con estos datos, Ciudadanos, que lograría un 22,5 % de los votos, se convertiría en el segundo partido no soberanista que gana unas elecciones regionales en Cataluña desde que se instauró la autonomía en 1980. Antes, solo los socialistas del PSC lo habían logrado en 2003, aunque lograron menos escaños que los nacionalistas de Convergencia. Ahora, Ciudadanos podría ser el primero incluso en escaños, según el CIS.

En conjunto, los partidos independentistas sumarían el 46,% de los votos y los constitucionalistas, el 44,3 %. Los comunes se quedarían con el 8,6 %.

La victoria de Ciudadanos no asegura ni mucho menos que vaya a participar en el futuro gobierno, que dependería de ulteriores negociaciones. El bloque indedendentista sumaría 66 o 67 escaños -la mayoría absoluta está en 68-, mientras que el constitucionalista -PP, PSC y Ciudadanos, los partidos que han apoyado la intervención del Gobierno en Cataluña- se quedaría con 59-60.

En tal caso, serían Catalunya en Comú Podem, la formación de izquierda conocida como “los comunes” que promueven la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y Podemos, la que podría inclinar la balanza hacia uno u otro lado.

Una de las posibilidades que se ha barajado en las últimas semanas es la de un gobierno que reuniera a la izquierda independentista (ERC) y a la que no lo es (PSC y los comunes). Si el acuerdo ya se adivinaba complicado a priori, los datos del CIS parecen desinflarlo por completo, puesto que no sumarían más de 62 escaños.

La encuesta del instituto sociológico señala que ERC obtendrá 32 escaños; Junts per Catalunya -heredera de Convergencia y liderada por el expresidente Carles Puigdemont-, 25 o 26; y la CUP -antisistema-, nueve. Mientras los “cuperos” pierden un escaño, la suma de ERC y Junts per Catalunya se queda en 57-58, frente a los 62 que lograron juntos en 2015. Comparando con anteriores sondeos, ERC baja notablemente y la lista que encabeza Puigdemont repunta. 

Entre los no independentistas, Ciudadanos, con 32 escaños y un 22,5 % de los votos es la formación que más crece -siete escaños respecto a 2015-. También lo hacen los socialistas, que alcanzarían 21 -tiene 16 ahora-. Por contra, los comunes bajan de 11 a 9 escaños y el PP, castigado por el crecimiento de Ciudadanos, se queda 7 de los 11 actuales y un exiguo 5,8 % de los votos.

Dos variables a tener en cuenta en la encuesta del CIS son el elevado porcentaje de electores que no han decidido a quien votarán, 29,1 %; y el enorme nivel del participación que podría producirse: un 90,9 % tiene decidido acudir a votar “con toda seguridad” y otro 5 % asegura que “probablemente” lo hará. En los comicios de 2015 la participación fue del 77 %.

Esos datos confirman que en la campaña hay margen para cambios relevantes en la intención de voto y que, a dos semanas de los comicios, todo está aún en el aire. EFE 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen