Los barones del PP empiezan a posicionarse a tres días de la primera vuelta

A tres días de que el PP celebre la primera vuelta para elegir a su nuevo líder nacional, algunos barones del partido han empezado a posicionarse y se han sumado a otros dirigentes territoriales que han optado por dejar atrás la neutralidad y apoyar a un candidato.
La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría (d), y la exministra de Defensa y candidata a liderar al PPLa exvicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría (d), y la exministra de Defensa y candidata a liderar al PP, María Dolores de Cospedal (i), se saludan durante un pleno del Congreso. EFE

El andaluz Juanma Moreno, que dirige la organización con mayor número de militantes y también con más inscritos para votar el jueves -11.658 de los 66.706 apuntados en toda España- ha confirmado su apoyo a Soraya Sáenz de Santamaría.

Y el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, ha dado su apoyo a María Dolores de Cospedal, para quien tratará de convencer a los militantes inscritos de su región -1.696 apuntados-.

Son muy pocos los barones que se han posicionado hasta ahora. Sólo lo había hecho el vasco Alfonso Alonso, que está en el equipo de Sáenz de Santamaría, y en Madrid también había anunciado su apoyo, en este caso a Cospedal, el presidente autonómico, Ángel Garrido, y el responsable actual del partido en la región, Pío García Escudero.

Pero fuentes populares consultadas por Efe creen que no van a ser los únicos y que va a haber en los próximos días más barones que no esperen a la segunda ronda para decir con quién están.

Cospedal y Sáenz de Santamaría son las candidatas que acuden aparentemente más fuertes a la primera ronda del jueves, aunque muchos en el partido insisten en lo imprevisible del voto a Casado.

También consideran que el vicesecretario de Comunicación está haciendo un discurso más conservador y menos conciliador con sus rivales porque quiere acaparar, por un lado, al ala más a la derecha de la militancia, y por otro, al afiliado más enfadado y descontento con el aparato. Y atribuyen a eso los continuos halagos que Casado hace a José María Aznar.

En lo que insisten fuentes populares es que tras la primera fase va a aumentar la presión, sobre todo por parte de los barones, para que los dos finalistas busquen el consenso.

Y sobre todo para que quien quede segundo ceda ante el primero, si éste o ésta ha ganado con ventaja, para evitar que la contienda continúe en la votación con los compromisarios.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen